Un buen punto de partida

Jaime Romero, autor del gol del Cordoba, en el partido ante el Celta | CCF

De acuerdo, el resultado es lo de menos. Pero resulta inevitable que empatar ante un rival de Primera como el Celta, y en terreno contrario, deje un regusto de satisfacción en un cordobesismo que está viviendo un verano repleto de sobresaltos en lo extradeportivo. En el césped todo fue bien en el primer ensayo. El equipo estuvo solidario y los futbolistas que concentran los focos por su rango en el equipo se dejaron ver sin esconderse. El paso adelante colectivo y la impronta del nuevo entrenador se notaron. El Celta, que empató en los últimos minutos, no encontró nunca el modo de gobernar el choque frente a un Córdoba con empaque y vocación de esfuerzo.

El primer once de Francisco Rodríguez dejó detalles bastante interesantes. Para empezar, las peculiares circunstancias que vive el Córdoba -con los fichajes bloqueados- hicieron que la formación blanquiverde -de rojo, con una equipación provisional a la espera de presentar las oficiales- se mostrara con una cohesión poco usual a estas alturas de verano. A pesar de la inclusión de futbolistas del filial -Mena en el lateral zurdo y Ortega en mediocampo-, el equipo cordobesista mostró empaque y buenos automatismos heredados del pasado. Si a eso se le une la fogosidad con la que se emplearon -el sello del técnico almeriense, que quiere presión y apoyos-, se entiende que la primera parte fuera de dominio ante un Celta lleno de novedades, también con entrenador nuevo -el argentino Antonio Mohamed- y muchas imprecisiones.

Francisco contó con Aythami como jefe de una defensa que fue la misma con la que terminó el campeonato -excepto el lateral Mena-, recuperó a Javi Lara para la creación -y el balón parado: el montoreño estuvo a punto de marcar de córner- y compuso una línea de ataque bastante llamativa. Alfaro se colocó más en punta con Jovanovic y Jaime Romero por la banda. Estuvieron todos en un buen tono, sembrando la inquietud con sus combinaciones. El serbio se mostró especialmente punzante. De sus botas nació la acción del primer gol, con un servicio a Jaime Romero para que este rematara fuerte y centrado en el minuto 13. El extremo manchego, de retorno al Córdoba tras su cesión al Lugo en la segunda vuelta liguera, estuvo participativo y dejó buenas pinceladas.

Igor Stefanovic apenas pasó momentos de apuro. Tras el gol del Córdoba, Brais lanzó un latigazo que se marchó fuera y poco después el meta serbio interceptó un disparo de Emre Mor. El Córdoba tuvo más la pelota y se mostró muy seguro en sus acciones frente a un adversario menos conjuntado. Impecable atrás y con protagonismo compartido arriba, el equipo de Francisco se fue al intermedio con ventaja.

Tras el descanso, festival de cambios en ambos bandos. Entró Kieszek como portero, con una defensa en la que Valentín y Bambock fueron los centrales, con Loureiro a la derecha y Javi Galán a la izquierda. Araújo y Esteve formaron el doble pivote, con Sebas Moyano y Montelongo en los carriles, quedando Álvaro Aguado de enganche y Quiles arriba. Un equipo distinto pero una actitud similar. El Celta empezó apretando, espoleado por el público -las gradas del Baltar estaban repletas, aunque el Córdoba no perdió los papeles. Dennis tuvo un par de ocasiones, aunque el Córdoba no se amilanó y supo llegar al área rival con buenas combinaciones. A un cuarto de hora del final, el jerezano Zelu -fichado desde el Melilla para el B- pudo sentenciar, pero el disparo se le fue ligeramente alto después de burlar dentro del área a su marcador.

El que no falló fue Manu Apèh, ex del Lorca, que cabeceó lejos del alcance de Pawel un balón servido de falta por Jozabed. El nigeriano, desatado en los minutos finales, estuvo a punto de quebrar la resistencia del Córdoba en una acción en el minuto 88 que exigió a Kieszek una intervención portentosa. El polaco evitó un marcador que hubiera dejado con peor sabor a un Córdoba que enseñó una imagen prometedora. Es verano y esto está empezando pero, con la que está cayendo, mejor así.

FICHA TÉCNICA

CELTA, 1: Sergio, Hugo Mallo, Okay, Emre Mor, Beauvue, Lobotka, Hjulsager, Juncá, Cabral, Brais, Roncaglia. También jugaron: Jozabed, David Costas, Villar, Araujo, Kevin, Molina, Juan Hernández, Dennis, Salvador, Borja, Mazan, Apeh, Alende y Ros.

CÓRDOBA, 1: Stefanovic, Fernández, Aythami, Álex Quintanilla, Mena, Vallejo, Ortega, Javi Lara, Jovanovic, Jaime Romero y Alfaro. También jugaron: Pawel Kieszek, Galán, Valentín, Bambock, Loureiro, Esteve Monterde, Quim Araujo, Álvado Aguado, Bruno Montelongo, Zelu, Alberto Quiles y Sebas Moyano.

GOLES

0-1 (13') Jaime Romero. 1-1 (79') Manu Apeh.

INCIDENCIAS: Primer amistoso de la pretemporada del Córdoba CF, disputado en el Campo Municipal de Baltar en Portonovo (Pontevedra), que registró un lleno total.

Etiquetas
Publicado el
22 de julio de 2018 - 00:02 h
stats