El Bball Córdoba se abona a los finales intensos y amargos

Júnior, en un tiempo muerto del Bball Córdoba.
El conjunto de Júnior pone contra las cuerdas al histórico Covirán Granada en un abarrotado Veleta para caer por un punto (86-85)

No es la primera vez que la pasa y seguramente deseará que sea la última. O, por lo menos, que toda la angustia sirva para desembocar en la felicidad de la victoria. El Bball ha rozado la gesta en una de las pistas más difíciles de la Liga EBA, pero ha vuelto de vacío. El equipo de Júnior se ha convertido en todo un especialista en finales trepidantes. Por donde pasa, garantiza emoción. En el Pabellón Veleta, abarrotado con 500 personas, el equipo cordobés supo poner contra las cuerdas al Covirán Granada en un partido electrizante, de alta intensidad desde el principio.

Ninguno de los equipos enseñó nada que no se conociese ya. Son dos formaciones con un estilo parecido, dinámicas y con argumentos suficientes como para convertir una tarde cualquiera de un frío sábado de invierno en un espectáculo de baloncesto para paladear. El resultado pudo caer de cualquier lado. Al final, el Covirán Granada supo jugar mejor sus bazas y evitó que el Bball diera la vuelta a un marcador que los granadinos dominaron durante más tiempo, aunque sin la claridad suficiente para dejar el pleito cerrado. El Bball no se rindió y su tesón pudo tener su premio al final, cuando con 86-85 y 7 décimas tuvo una última posesión. Y ahí quedó. El público respondió con una ovación al esfuerzo de los dos equipos, que brindaron una lucha sin tregua.

En la formación del Bball se dejó sentir el esfuerzo de todo el colectivo para mantener el tipo ante un Covirán que empleaba una defensa especialmente dedicada a Adrian Bowie. Frenar la producción del mejor anotador de la Liga era una obsesión para el equipo de Pin. Lo consiguió en gran medida, pues el talentoso escolta de Maryland hizo 11 puntos y sólo realizó 9 lanzamientos de campo. Sin embargo, el Bball resistió pese a ver a su estrella maniatada y sacó a relucir la mano de jugadores como Arturo López, Pepe Varo o Jesús Gama, que sostenían el pulso ayudados por el despliegue de bravura de Tasio Vázquez (8 puntos, 9 rebotes) y Javi Franco, que con 18 puntos fue otra vez el mejor anotador del Bball en su segundo partido con el club. Tras un 19-14 en el tercer cuarto, el Covirán entró al último periodo con seis de ventaja (65-59). Con Berni al frente y el ánimo de un pabellón enfebrecido, el Covirán tomó ventaja (77-66), pero el Bball sacó relucir su carácter y con una serie de triples de Gama y Pepe Varo condujo el partido a una situación límite. Tras un parcial de 2-12 se metió de nuevo en la película (79-78). El partido fue un carrusel de visitas a la línea de tiros libres y tensión en el ambiente. El Bball exprimió al máximo sus opciones y llegó a colocarse a uno (86-85), pero en la última acción no tuvo tiempo para firmar la hazaña en una de las pistas más duras de todo el grupo de la Liga EBA.

FICHA TÉCNICA

COVIRÁN GRANADA, 86 (29+17+19+21): Javier Hernández (10), Luis López (10), Álvaro Nogueras (15), Nacho Pin (9), Berni Castillo (16) –cinco inicial-, Andrés Arco, Pablo García (10), Óscar Anguita (4), Jaime Medina (3), José Francisco García (3), Rubén Pérez y Roberto Gómez (6).

BBALL CÓRDOBA, 85 (25+20+14+26): Jesús Gama (9), Antonio Carlos Fuentes (2), Arturo López (16), Adrian Bowie (11), Javi Franco (18) –cinco inicial-, José Alcoholado (5), Sergio Vega, Luis Rodríguez, Duanys Porto (2), Tasio Vázquez (8), Antonio Cabrera y Pepe Varo (14).

ÁRBITROS: Aragonés y Jurado. Sin eliminados.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la séptima jornada de la Liga EBA Grupo D, con unos 500 espectadores en el Pabellón Veleta de Granada. Asistieron personalidades del baloncesto, entre ellas el ex jugador internacional Fernando Romay.

Etiquetas
stats