Rafa Moreno: “Ha salido todo como pensábamos, pero con el peor final”

Rafa Moreno, en un partido del Adesal

En el fin de semana de mayor cierre de competiciones, son varios los golpes recibidos por el deporte cordobés. Tres en forma de desilusión por no continuar en la lucha por el ascenso en cada caso y otro, con un doloroso descenso. La última circunstancia es la vivida, de manera muy cruel además, por el Adesal. Porque el club de La Fuensanta dice adiós a Guerreras Iberdrola después de salvar una diferencia de siete goles en un cuarto de hora y con un lanzamiento a la madera a dos segundos del final en su último choque. Sea como fuere, la cruda realidad es que el equipo dirigido por Rafa Moreno cae a División de Honor Plata y ha de rehacerse lo antes posible de cara a la próxima temporada. Aunque para eso todavía resta bastante, y además la entidad no descarta la opción de mantenerse por la vía administrativa -siempre que haya renuncia de otro-.

La presente semana es más de calma tensa y aceptación de los hechos. Al igual que lo es, como sucede habitualmente, de análisis del campeonato recién concluido. Es lo que hizo el preparador del Adesal justo después del encuentro final de segunda fase ante el Cícar Lanzarote Ciudad de Arrecife, que cabe recordar también descendió. “La temporada ha tenido dos partes principales. La primera donde hicimos un equipo muy joven, con falta de experiencia y muy cortito. Nuestro objetivo era irnos rodando, ya sabiendo la composición de los grupos y viendo que todo se iba a decidir en la fase final”, expuso el técnico. En este sentido, subrayó que “eso ha sido así”. Basta con remitirse a las pruebas. “Tratamos de reforzarnos durante Navidad para poder luchar con un poquito de menos desventaja o más fortaleza, o destacarnos de los demás”, prosiguió con su reflexión.

A partir de ese mercado de invierno, y sobre todo tras la primera fase, la trayectoria del cuadro de La Fuensanta varió por completo. Después de sumar apenas tres puntos de valor para el segundo tramo, venció tres partidos consecutivos y se colocó en posición propicia para lograr la permanencia. “Creo que hemos hecho una muy buena segunda fase, con mucha igualdad. Ha salido todo como pensábamos, pero con la lástima del contratiempo del peor final que se puede imaginar uno”, expresó sobre este aspecto. Los tres triunfos iniciales se vieron secundados por dos derrotas en feudo propio para reconducir de nuevo la situación con otros dos resultados favorables. Pero en la fecha decisiva todo quedó con un áspero empate. “Lanzar en el último segundo y que ese balón diga quién desciende y quién no, lo dice todo. Lo hemos lanzado a puerta y ha dado en el poste. Más mala suerte no se puede tener”, comentó Rafa Moreno acerca del desenlace el duelo con el Cícar Lanzarote y de la campaña.

Sobre la forma en que concluyó el curso, el entrenador del Adesal destacó que hubo “emoción hasta el final e igualdad entre los tres equipos”. Añadía en este punto, como era inevitable, al Morvedre, que fue el club que finalmente consiguió la salvación. “Se ha quedado todo en un lanzamiento de moneda”, arguyó tras repasar ese choque en tierras canarias, en que consideró que hubo tres partes muy diferenciadas. El caso es que “por lo bonito que es el deporte y lo raro de estas circunstancias en la pelea entre dos, se ha visto beneficiado un tercero”. El técnico admitió que “se trataba de una final” y que en partidos como éste “los nervios atenazan al que se ve que le van recortando la diferencia”. Expuso de esta forma la capacidad que tuvo su equipo para remontar una distancia de siete goles -de 18-11 pasó a 20-21 en menos de 15 minutos- y el modo en que, en un determinado momento, la presión afectó al Cícar Lanzarote. Con todo, ya no hay marcha atrás y ambos clubes tuvieron que padecer juntos la caída.

Bueno, marcha atrás siempre puede haber. Aunque no como tal en el tiempo y con los resultados. Sí con la opción de que exista una renuncia o un descenso administrativo, una vía por la que ya se salvó el Adesal en la máxima división en 2014. Y que ahora no descarta la entidad. “Vamos cuartos por la cola y estamos condenados a jugar en Plata. Hemos descendido cuatro de los cinco equipos que ascendimos sin jugar fase de ascenso. Nosotros quedaremos pendientes del contratiempo de otro club para continuar en la categoría”, indicó Rafa Moreno sin ambages. Pero esa posibilidad es lejana aún, y tampoco suele producirse siempre. Por tal motivo no queda otra que tratar de recomponer la figura. “Ahora tenemos que sufrir lo que significa digerir un descenso y son momentos duros los que toca vivir. Trataremos de recuperar pronto la ilusión de alguna manera”, zanjó el entrenador cordobés.

Etiquetas
Publicado el
2 de junio de 2021 - 04:50 h
stats