El balance imposible del Córdoba Patrimonio

Córdoba Patrimonio de la Humanidad - Industrias Santa Coloma (2-2) en Vista Alegre | ÁLEX GALLEGOS

La temporada actual no es apta para analistas. Los más estudiosos de lo cuantitativo están sufriendo de lo lindo para seguir según que competiciones, debido a los constantes cambios en el calendario y aplazamientos a causa del Covid-19. En este sentido, una de las competiciones que más irregularidad está teniendo es la Liga Nacional de Fútbol Sala, en la que, a pocos días para el cierre de año, únicamente siete equipos (de un total de 18) han podido disputar todos sus encuentros previstos hasta la fecha. Por contra, la mayoría de ellos se han visto obligados a posponer, por unas causas u otras, alguno de sus compromisos. Entre ellos se encuentra el Córdoba Patrimonio de la Humanidad, que va a cerrar el 2020 con hasta dos choques sin disputar a causa de los contagios. Eso sí, cabe matizar que en ninguna ocasión ha sido por parte de los cordobeses.

Con todo, dichos contratiempos han ocasionado que haya una cierta inestabilidad competitiva, y que afectó a los califas desde el primer momento, pues tuvieron que aplazar la primera jornada ante el Real Betis, único encuentro que ha podido recuperar hasta ahora y que se resolvió con un triunfo agónico de los blanquiverdes. Además, la fecha más reciente del calendario (jornada que todavía no se ha jugado) también ha tenido que variar, en esta ocasión por positivos en las filas de O Parrulo Ferrol. Por lo tanto, resulta muy complicado, o mejor dicho, imposible, establecer un balance medianamente certero de su rendimiento en este tramo del torneo. Aun así, y con dos choques aplazados, la principal nota positiva es que el Córdoba Patrimonio se mantiene en la décimo cuarta posición con 13 puntos, y con tres de renta sobre los puestos de descenso directo.

Una clasificación que es virtual por todo lo dicho anteriormente, pero que ha dejado ya algunos rasgos para el optimismo en la plantilla, como han sido los triunfos ante el FC Barcelona, Betis o Zaragoza, actualmente en puestos de lucha por el título, así como el empate frente a Palma Futsal, actual líder de la tabla y uno de los que han jugado todos sus partidos. Además, se ha conseguido reparar la sangría defensiva, siendo ya uno de los equipos que menos goles recibe de la zona baja, aunque aún queda trabajo por delante para calibrar el tono ofensivo, principal punto débil del equipo.

Queda mucho por delante y solo el tiempo (y los partidos) pondrán a cada uno en su lugar adecuado, aunque el margen de crecimiento resulta esperanzador. Es más, hasta cinco de los seis equipos que ocupan posiciones inmediatamente más altas que los cordobeses tienen todos sus partidos jugados, por lo que cualquier punto que se saque en ese tramo aplazado resultaría vital para escalar peldaños. Asimismo, la igualdad es notoria, pues la distancia con respecto al séptimo clasificado es de solo tres puntos. No obstante, esta paridad tiene a su vez un riesgo, ya que por abajo también hay una gran estrechez y, salvo el UMA Antequera, también ahí les quedan a todos partidos por jugar. Sea como sea, el Córdoba Patrimonio sigue vivo en una Primera División que se está completando con las mayores dificultades de su historia, ya no solo por el enorme nivel, sino también por todos los factores externos que impactan en la misma.

Etiquetas
stats