Ascenso a Las Ermitas pese a todo y a favor de la donación de órganos

Subida a Las Ermitas por la donación de órganos | TONI BLANCO

Prevista para el 20 de diciembre su suerte es idéntica a la de todas las pruebas desde el 8 de marzo. En tal fecha está datada la última que tuviera lugar en la capital antes de que la pandemia de Covid-19 condicionara la vida en todos sus ámbitos. Por tanto, el desenlace que comparte con la casi totalidad de las carreras es la cancelación. Aun así, en cierto modo tiene presencia en el calendario cordobés gracias a la importante labor de la entidad organizadora, el Club Deportivo Amigos del Coche Escoba. De esta forma, aunque fuera de una manera completamente diferente la capital vuelve a dar su muestra de generosidad a través del atletismo por medio de la Subida a Las Ermitas por la donación de órganos. Sí, ésta es la cita que tuviera lugar de manera virtual e individual recientemente y que el domingo gozara de continuación con la participación especial de quienes por su compromiso con la competición no pueden habitualmente realizar el ascenso. También se suman en esta edición distinta al resto, dicho de otra forma, los socios del conjunto y sus familiares.

Debido a la crisis sanitaria, Amigos del Coche Escoba optó en el mes de octubre por suprimir la cada vez más tradicional Subida a Las Ermitas por la donación de órganos, que este 2020 se veía incluida en el circuito elaborado por el Instituto Municipal de Deportes (Imdeco). Sin embargo, el club promotor de la prueba, con un marcadísimo carácter solidario al difundir y fomentar, como su propio nombre indica, la donación de órganos, decidió reinventar y adaptar el evento a las circunstancias actuales. Al igual que sucedió con otras competiciones, la entidad preparó para la séptima edición una carrera de tipo individual y con participación virtual para que se desarrollara durante varios días. En concreto fue entre el 10 de diciembre y el pasado domingo 20 cuando más de 500 personas completaron la distancia hasta la sierra de Córdoba.

La cifra de atletas fue uno de los apuntes que los organizadores quisieron destacar y agradecer en palabras a CORDÓPOLIS. Básicamente porque la respuesta superó las expectativas iniciales. El Club Deportivo Amigos del Coche Escoba puso a la venta en un primer momento medio centenar de dorsales, si bien hubo de ampliar el número a 250 más por la gran cantidad de personas que se interesó en formar parte del evento. Incluso, según informó la entidad, el dato pudo crecer en otros 150 participantes pero en este caso se adoptó una postura de prudencia. También porque suponía un magno esfuerzo a la hora de repartir los mencionados dorsales en El corte inglés de forma que no se produjera la más mínima aglomeración.

Pero esta diferente Subida a  Las Ermitas resultó especial también por otro motivo, no sólo por su formato y la amplia adhesión con que contó. Además, los socios del Club Deportivo Amigos del Coche Escoba, así como familiares, tuvieron opción de realizar la prueba. Una circunstancia ésta que tuvo lugar por primera vez, ya que normalmente el trabajo durante la cita para su correcto funcionamiento les impidió siempre intervenir como atletas. La iniciativa surgió ante la posibilidad que ofrecía la peculiar situación y la llevaron a cabo los integrantes de la entidad precisamente el domingo, una semana después de que concluyera la carrera virtual e individual. Así, el último fin de semana de 2020, al igual que los dos precedentes, sirvió para aportar de nuevo un discurso de generosidad por una causa tan importante como la donación de órganos.

Etiquetas
stats