El Arcángel le da la vida

Los blanquiverdes celebran un gol ante un estadio abarrotado | ÁLEX GALLEGOS

Ya se siente el vértigo en el cordobesismo. Después del bajonazo tras la derrota en León, el personal trata de rearmarse con métodos clásicos -marketing y mantras de positividad deslizados en las comparecencias ante los periodistas- y también con recetas de la casa, que tienen más que ver con la retranca y la fe ciega de quienes creen en los milagros porque, sencillamente, los han visto con sus propios ojos. Aún no se ha entrado en la fase de recordar las hazañas paranormales del pasado -aquel penalti de Abraham Paz, el gol de Montenegro o la invasión de público en Las Palmas, sin entrar en más detalles- y bueno será que no haga falta.

Al Córdoba le quedan tres partidos en El Arcángel, nueve puntos en juego que pueden llevarle a sumar 48. Se completa el panorama con un par de salidas, de las cuales una de ellas tiene en principio buena pinta. Pero quién sabe. "Sólo pensamos en el Huesca", dijo Sergi Guardiola. Igual que Álex Quintanilla un día antes y en el mismo escenario, la sala de prensa. En idénticos términos se expresará este viernes José Ramón Sandoval. Lo del "partido a partido", que hace unos meses sonaba a tópico, es ahora un argumento innecesario por evidente. De la victoria de hoy depende la esperanza de mañana. "Ya no tenemos margen de error", soltó el goleador Guardiola ante los micrófonos a propósito de lo que les espera.

A poco más de 48 horas de la cita ante la Sociedad Deportiva Huesca, el Córdoba se prepara en régimen de clausura. En entrenamientos a puerta cerrada, Sandoval idea un plan para combatir a una de las grandes revelaciones del curso. El modesto cuadro oscense sostiene el pulso con el Sporting de Gijón y el Rayo Vallecano por el salto directo a Primera División. Con todos ellos se tiene que enfrentar el Córdoba. Pero vayamos por partes. El técnico de Humanes buscará el modo de quebrar la resistencia de la escuadra de Rubi, que cuenta con una estructura sólida y esa moral colectiva que proporciona el éxito contra pronóstico. Lejos de casa, los azulgranas presentan un balance notable: 6 victorias, 6 empates y 6 derrotas, con 23 goles a favor y 22 en contra. Su potencia en El Alcoraz -en la ida vencieron por 3-1 al Córdoba- hace el resto para un club que vive los mejores momentos de su historia y que tiene entre sus constructores a un exblanquiverde, el leonés Emilio Vega, que fue jugador y dos veces director deportivo en la casa: con Campanero y con González. El fútbol da muchas vueltas.

El Córdoba confía en el poder que le da El Arcángel, donde ha encontrado su mejor granero de puntos desde la llegada de Sandoval. El madrileño debutó con mal pie, con derrota en los últimos minutos ante el Granada (1-2), pero luego su equipo cogió el tono y lleva un par de meses invicto en su hogar: ganó a Valladolid (2-1), Lugo (1-0), Lorca (1-0) y Sevilla Atlético (3-0), empatando contra el Oviedo (1-1). Le quedan tres citas: ante dos candidatos al ascenso (Huesca y Sporting) y contra su enemigo más directo, el Almería. Con siete partidos seguidos colgando el cartel de "localidades agotadas", el club avista un octavo lleno visual, pues nunca se llegaron a cubrir los algo más de veinte mil asientos disponibles. El ritmo de venta de localidades está siendo incluso superior al de ocasiones anteriores. La trascendencia del partido ejerce una morbosa seducción entre los consumidores ocasionales y una pulsión casi animal entre los más fieles, que sienten la llamada de la sangre para defender lo que es suyo. El Arcángel va a hervir el sábado.

Etiquetas
Publicado el
3 de mayo de 2018 - 09:00 h
stats