Antonio Navas: “Tenemos que seguir haciendo lo que más nos gusta, que es el baloncesto”

Antonio Navas, durante el tiempo muerto de un partido | CB CIUDAD DE CÓRDOBA

El balón naranja vuelve a rodar para los equipos de Córdoba. El retorno del baloncesto a la provincia se celebra como un alivio dentro de tanto pesar e incertidumbre en los tiempos que corren. Maristas Córdoba, UBI Concordia Baloncesto y CB Ciudad de Córdoba inician su particular andadura en la liga N1, la quinta categoría del baloncesto nacional. El último equipo, dirigido por Antonio Navas, hará lo propio a domicilio el próximo 25 de octubre visitando la cancha del Jaén CB y su primer partido en el Pabellón Menéndez Pidal será también ante otro rival jiennense, el Linkasa CAB Linares, el fin de semana del 8 de noviembre.

El entrenador del cuadro universitario, con aún el sinsabor de no haber acabado la pasada campaña, empieza con ilusiones renovadas un nuevo curso al mando del CB Ciudad de Córdoba, pero una temporada bien distinta hasta ahora por las circunstancias marcadas por el Covid-19, algo que podría parar la competición en cualquier momento. “Vivimos con esa incertidumbre, tenemos que adaptarnos a la situación y seguir haciendo lo que más nos gusta, que es el baloncesto, guardando medidas con prudencia e intentando acabar la temporada con los menos sustos posibles”, señala el cordobés. El virus, se quiera o no se quiera, marcará las pautas a seguir de una competición, aunque, para contrarrestar, habrá que centrarse en lo meramente deportivo. Antonio Navas apostilla al respecto que “el equipo entrena con buen ritmo, pero hemos tenido un parón por el tema del virus y no sabemos cómo llegamos al inicio de temporada. Tampoco hemos podido aún contar con los junior, que la idea era que fueran pieza importante, con lo que que no tenemos una idea clara de cómo vamos a reaccionar en esta temporada tan atípica”.

La plantilla, con una edad media bastante baja, está bien compensada a juicio del propio técnico, que analiza que los fichajes “se han acoplado muy bien. El grupo es prácticamente nuevo, muy joven, con una media que no llega a los 20 años, con lo que la adaptación ha sido rápida, ya que han llegado con muchas ganas”. Al ser una plantel algo inexperto, la meta de formación es la principal en el conjunto cordobés, donde los jugadores tendrán un amplio margen de mejora. “El objetivo sólo es uno: que cada jugador sea mejor al finalizar la temporada. Así creceremos también como equipo”, asevera Navas. En la temporada más atípica de la historia, el baloncesto se abre paso con la mayor de las incertidumbres pero también con la mayor de las ilusiones por un nuevo curso que sale a relucir cual amanecer.

Etiquetas
stats