Alberto Aguilar: la sonrisa cordobesista en Australia

Alberto Aguilar celebra un gol en la liga australiana.
El central de Benamejí ha conseguido el subcampeonato de la A-League tras perder con el Western Sidney Wanderers la final ante el Adelaide United | Se cruzó con Javi Hervás en semifinales

Dentro de unos días volverá a casa y podrá contar historias increíbles. Alberto Aguilar (Benamejí, 1984) disputó este fin de semana la final de la A-League, la competición del fútbol profesional de Australia, país al que se marchó este verano buscando un buen contrato y una experiencia más allá de las ligas españolas de Primera y Segunda, en las acumula más de una década de servicios. Alberto estuvo más cerca que nunca de un título teniendo un papel protagonista. En el Málaga apareció en las fotos cuando los costasoleños celebraron la Copa Intertoto en 2003. Tenía 18 años y apenas jugó un partido esa temporada. Tuvo más protagonismo en el Getafe que disputó la final de la Copa del Rey en el Bernabéu frente al Sevilla en el 2007. Vencieron los andaluces con un gol de Kanouté y aquel día Schuster decidió que el de Benamejí se quedara fuera. Lo vio como espectador. Al borde de los 32 años, Alberto conseguía por fin pelear por un campeonato con él como pieza fundamental. Lo hizo a 17.000 kilómetros de su hogar.

"Después de una difícil decisión quiero anunciar que soy nuevo jugador del Western Sidney Wanderers de Australia. No está mal para ser la primera aventura en el extranjero, pero sé que con Marisol Hidalgo y mis dos peques a mi lado las cosas serán mucho más fáciles", revelaba el futbolista en agosto pasado, tras cerrar una estancia de tres años en la Ponferradina. "Estamos muy ilusionados con esta nueva aventura. Agradecer a todos vuestros mensajes de apoyo y deciros que en Sidney tenéis vuestra casa. Nada, 28 horitas de avión y allí que os plantáis. Estamos seguros de que merecerá la pena", añadía. Llegó, se adaptó, agarró un sitio como titular en la defensa y llevó a su equipo hasta la gran final del campeonato. La hazaña no fue completa. El Adelaide United, entrenado por el ex barcelonista Guillermo Amor, se impuso por 3-1. Los de Sidney tuvieron opciones hasta el final, pero en el último minuto encajaron un gol determinante que firmó el gaditano Pablo Sánchez, ex del Sevilla Atlético, Las Palmas o Recreativo de Huelva, entre otros.

Alberto Aguilar tendrá la ocasión de explicar a sus amigos que estuvo en uno de los partidos más trepidantes de la historia del fútbol australiano y que allí coincidió con un paisano cordobés: Javi Hervás. El destino unió a los dos ex cordobesistas en la semifinal por el título y el pleito resultó una locura. Con el Pirtek Stadium de Sidney repleto de público, el Brisbane Roar -el conjunto en el que ha militado Hervás- se puso con 0-3 de ventaja en veinticinco minutos. El equipo entrenado por John Aloisi -ex futbolista en España en las filas del Alavés y el Osasuna- parecía tener el camino allanado hacia la final, pero no contó con una remontada gloriosa de los locales. Llegaron a ponerse con 4-3, pero en el tramo final encajaron el 4-4 y el partido se fue a la prórroga. En el minuto 102, el Wanderers selló el billete para la final con el 5-4. Alberto Aguilar vivió todo el partido como titular, una condición que ha mantenido todo el curso. En el bando contrario, Javi Hervás salió desde el banquillo para disputar la última media hora y el tiempo extra. El fino mediocentro solo jugó un partido completo en su experiencia australiana. Tanto él como Alberto terminan su contrato de un año y quedarán libres.

"Soy cordobés, mi mujer es cordobesa, mi hijo ha nacido en Córdoba y allá donde estemos seguiremos siendo cordobesistas", expresó cuando se marchó en una emotiva carta de despedida. Desde las Antípodas seguro que ha seguido la trayectoria de los blanquiverdes, tan tortuosa y repleta de obstáculos como lo fue siempre.

Etiquetas
stats