Hasta siempre, Aguado

Álvaro Aguado, tras marcar el 3-0 al Sporting en la última jornada de la 18-19 | ÁLEX GALLEGOS

Álvaro Aguado no volverá a vestir la elástica del Córdoba CF. El conjunto blanquiverde ha comunicado que el centrocampista "no entrará en las convocatorias restantes" del campeonato liguero -Rayo Majadahonda, CA Osasuna y RC Deportivo de la Coruña- en una decisión tomada, presumiblemente, para evitar cualquier percance físico del jugador. De hecho, el jugador no estuvo presente en la sesión de trabajo del miércoles porque, según apuntaron desde el club, viajó "con permiso a Valladolid para pasar reconocimiento médico con el cuadro vallisoletano", entidad a la que fue traspasado en el mercado invernal dentro de la operación de Sergi Guardiola. Este hecho favorecerá a las arcas cordobesistas para zanjar toda la problemática surgida con los pagarés y así afrontar con garantías los salarios adeudados.

No ha sido una campaña sencilla para el medio ofensivo. Durante la pretemporada ya existieron desavenencias entre el equipo andaluz y el futbolista por la mejora de sus prestaciones económicas. Es más, Aguado no pasó por el Hospital San Juan de Dios como el resto de sus compañeros para la realización de los reconocimientos médicos ni tampoco figuró en la lista del primer equipo para iniciar la labor sobre el verde. En el horizonte parecía que la única solución era un traspaso, pero tanto el presidente Jesús León como el director deportivo Luis Oliver indicaron en varias ocasiones que su salida era la cláusula de 6 millones que tenía por contrato. Finalmente viajó hacia Los Ángeles de San Rafael (Segovia), donde se puso manos a la obra para ser uno más del grupo a las órdenes por entonces de Francisco.

En octubre de 2018 renovó por dos cursos más -tenía vínculo hasta 2020 y lo llevó hasta 2022- y su participación siguió por los cauces pertinentes. Sin embargo, la mala dinámica del Córdoba también le afectó pese a contar con minutos para José Ramón Sandoval -entrenador que lo tuvo el año anterior y que cogió el timón después de la salida prematura de Francisco Rodríguez- y Curro Torres. Desde la llegada de Rafa Navarro no había sido titular en ningún envite y el máximo de tiempo que estuvo en el campo apenas superaba los 45 minutos -fue el 0-4 sufrido ante el CD Lugo-. Su despedida como blanquiverde se produjo el 28 de abril de 2019, concretamente en la goleada por 0-3 del Real Zaragoza. Solo actuó 10 minutos en un final triste para un hombre tan importante el año anterior.

Aguado fue creciendo de manera exponencial nada más firmar por el Córdoba procedente del Real Jaén. En un principio su destino iba a ser el filial para la 2017-18, aunque sus buenas actuaciones -19 encuentros consecutivos como titular con Jorge Romero y José María García Cuadrado- le brindaron la opción de promocionar. Fue justo Romero, una vez destituido Juan Merino, quien le concedió la oportunidad el 20 de diciembre de 2017 en un recordado choque contra el Reus (5-0). Esa noche, los poco más de 5.000 espectadores que estuvieron presentes en El Arcángel celebraron la marcha de Carlos González y la compra del club por parte de Jesús León, operación que pareció romperse poco después y no terminó de confirmarse hasta enero de 2018.

La nefasta clasificación cordobesista hacía indicar que el descenso se produciría sin que nadie pudiera evitarlo. No obstante, la reacción del vestuario con Sandoval devolvió la ilusión a una afición que creyó en la machada. El joven centrocampista de Jaén se convirtió en una pieza relevante para el míster madrileño, llegando a jugar de titular cuatro de los últimos cinco duelos. En el último, frente al Sporting de Gijón, Aguado cerró la fiesta de la salvación anotando el 3-0 definitivo. Ahora podrá disfrutar de la Primera División tras cerrar una etapa en el Córdoba en la que el modo de decir adiós no fue demasiado lucido.

Etiquetas
stats