La agenda de Oliver empieza a echar humo: quiere a Rubén Castro

Luis Oliver, tras lograr el Córdoba su permanencia | MADERO CUBERO

La noche, ya cercana la madrugada, se antojaba larga. No cesaban los abrazos, los saltos y cánticos, las felicitaciones recíprocas. El Córdoba había conseguido culminar su proeza de continuar una temporada más en Segunda A después de que pocos le vieran con posibilidades en febrero. La fiesta era total en las entrañas de El Arcángel tras golear al Sporting. Estos son días de celebración. Pero también para pensar poco a poco en la próxima campaña. Un plano en el que el director general deportivo del club califal, Luis Oliver, ya dio algunas pinceladas minutos después del choque final. Su agenda empieza a echar humo con pretensiones ambiciosas. El navarro desveló en este sentido que está tras los pasos de Rubén Castro, máximo goleador de la historia del Betis, y que quiere que siga Sergi Guardiola. Dos retos importantes, pero que desea cumplir. Del mismo modo, apostó por José Ramón Sandoval para que de nuevo maneje las riendas del equipo.

Oliver, que despachó tras el partido con todo aquel que lo quiso, desgranó parte del futuro inmediato del Córdoba ante los micrófonos de Canal Sur Radio. A los mismos ofreció unas declaraciones cuya nota más significativa fue la confesión de su deseo de contar con los servicios de Rubén Castro el curso venidero. "Me encantaría. Vamos a ver qué hace con el Betis. Es muy amigo mío, lo llevé yo allí y tenemos muy buena relación. Vamos a ver qué es lo que va a hacer", expresó el director general deportivo blanquiverde. En efecto, el delantero canario firmó con la entidad sevillana en verano de 2010, cuando el navarro tomó el mando. Ahora le resta un año de contrato con los heliopolitanos, pero todo hace indicar que no lo va a cumplir. Y ahí está el Córdoba, que ya pudo tener unos primeros contactos con el futbolista.

Otro deseo de Luis Oliver, como de la afición, es que siga Sergi Guardiola. Va a ser complicado después de la temporada que ha completado el balear, que ha marcado la friolera de 22 goles en Liga y otros dos en Copa. "Lo vamos a intentar, pero los de Primera son como buitres y ahora tienen mucho dinero", señaló acerca del pichichi del cuadro califal. Además, recordó las cifras en que se movería un probable traspaso a partir de su cláusula de rescisión, de "diez millones en España y 15 en Inglaterra". "Tiene más novias que algún jugador soltero que tenemos", bromeó.

Con el que no tuvo duda fue con José Ramón Sandoval, con el que toca sentarse para negociar una renovación que espera toda la hinchada blanquiverde. "El entrenador, ¿cómo no va a seguir? Claro que sigue", aseveró el director general deportivo del Córdoba. De esta forma, demostró el navarro que no hay tiempo que perder para conformar un proyecto ambicioso. Es el primero con inicio de cero de Jesús León y el propio Oliver, quien afirmó estar "muy sorprendido" con la afición del Córdoba. "Creo que el año que viene vamos a batir récord de socios. Esto es para llorar. Llevo dos días llorando", apuntó.

Una idea que repitió también directamente a CORDÓPOLIS para asegurar que nunca dejó de creer en la permanencia. "No, no, no. Hemos llorado mucho, pero siempre hemos tenido fe. Si hubiéramos perdido la fe, no estaríamos aquí", expuso después de considerar que "es un milagro poder salvar al club cuando estaba a menos 13 puntos". "Creo que la unión del vestuario, la conjura y la comunión de la directiva, la dirección deportiva y los jugadores es lo más importante. Y que nosotros hemos creído en que nos salvábamos. Luego, está el acierto con los futbolistas, que creo que los que vinieron en enero mejoraron un poco el nivel de la plantilla", explicó sobre lo que entendió son los pilares de la salvación. Estos días son de celebración, pero también de primeros pasos para dibujar un futuro ambicioso. "Vamos a disfrutar hoy (por este sábado) y ya el lunes nos ponemos a trabajar", concluyó.

Etiquetas
stats