Un adiós con mensaje del Muser Auto

Los jugadores del Muser Auto celebran su última victoria en Vista Alegre.

Se acabó el curso para el Muser Auto Cordobasket. Menos mal, dirán algunos. Sin apenas público en las gradas, sin ningún aliciente deportivo mínimamente estimulante -solventó su permanencia hace unas jornadas- y frente a un adversario muy mediocre, la despedida del equipo cordobés tuvo un aire tristón en general. Los lamentos por lo que pudo ser se escuchaban como una letanía por los rincones de Vista Alegre. Ese panorama lo salvó el pundonor de los jugadores, que en una especie de reivindicación de sus cualidades decidieron desplegar lo mejor de sí mismos ante un auditorio reducido. Ganaron y lo hicieron con autoridad. Más que el resultado, holgado para los anfitriones, resultó interesante el mensaje que dejaron sobre la pista. Sobre los jugadores que aún tienen hambre por demostrar algo se edificará el futuro. Pero eso será otra historia.

El partido se ajustó a lo que se podía esperar. El CB Martos tiene la permanencia prácticamente atada y no fue demasiado combativo. Después de los minutos de cortesía, con un intercambio de canastas y defensas más bien laxas, el Muser Auto pegó un tirón y cogió las riendas del duelo. Ya no las soltó más. Los marteños ni siquiera dieron la impresión de poder poner en aprietos a los de Lázaro, que se vieron ante la oportunidad de tener un partido cómodo y la aprovecharon bien. Se lo debían a quienes fueron a verles y sobre todo a sí mismos.

Seis jugadores anotaron por encima de los diez puntos, hubo soluciones para compensar las carencias en el juego interior -los extranjeros que vinieron a ocupar esa demarcación, tanto Allen como Okafor, fueron un pufo- y con la ayuda de todos se construyó una imagen que, sin ser brillante, sí fue más que suficiente como para salvar el honor y la plaza en la Liga EBA. Lázaro rotó a sus jugadores, que después de mes y medio de gira en partidos lejos de casa parecieron divertirse. Adolfo Vega ha terminado la temporada como nunca, con madurez y mando en momentos clave. Lo de José Antonio Moreno, pasando de jugador de complemento a pieza determinante, ha sido todo un salto adelante esta temporada. Caballero, Gutiérrez, Friscia o Ángel López han estado ahí, alguno con más altibajos que otro pero siempre aportando. Y la entrada de jugadores júniors ha sido notable. El pívot Edu Salcines ha ido entrando en rotación y Mario Serrano ha acabado con muchos minutos de experiencia. Es lo que va a quedar.

El Muser Auto tiene aún un partido más en el calendario. Será el próximo 1 de mayo, en Los Guindos, ante el filial de Unicaja. Si gana, podría ser tercero de la fase por la permanencia. Seguramente un premio menor, pero el campeonato que juega el club cordobés trasciende los números en la clasificación para situarse en otro terreno. La pregunta gira en torno a dónde quiere dirigir el rumbo en el futuro.

FICHA TÉCNICA

MUSER AUTO CORDOBASKET, 93 (24+25+22+22): Ricky Caballero (12), Arturo López (14), Adolfo Vega(17), Ángel López (6), José Antonio Moreno (20) -cinco inicial-, Unai Friscia (11), José Manuel Gutiérrez (11), Mario Serrano (2) y Eduardo Salcines.

CB MARTOS, 68 (15+14+21+18): Ángel Cañada, Julián Avilés (14), Pedro Andrés Pareja, David Melero (17), Mbagne Diop (16) -cinco inicial-, José Cuesta (6), Óscar Espejo (2) y Rafael Carrías (13).

ÁRBITROS: José Antonio Alcaraz y Javier Ávila. Eliminados: Pareja, Espejo y Diop.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada 17 del campeonato de Liga EBA en su fase por la permanencia. Unos 100 espectadores en el Palacio Municipal de Deportes Vista Alegre.

Etiquetas
stats