Acento propio para el Córdoba (II): los máximos goleadores de la provincia

Pepe Díaz celebra un gol con el Córdoba en El Arcángel | MADERO CUBERO

El título es, de manera muy clara, para él. Sus cifras son tales que resulta complicado que nadie pueda adelantarle. No al menos a corto plazo. Tampoco si no completa una trayectoria tan amplia como la suya. Por mucho tiempo, desde que lo logró, va a ser el pichichi histórico del Córdoba. Es Manuel de la Cuesta, Manolín Cuesta para el común de los aficionados al fútbol de la ciudad -y de otras pues también jugó en el Espanyol-. Quien desde hace años preside el Séneca se convirtió en máximo anotador del cuadro califal con la friolera de 101 tantos, un guarismo tan elevado que incluso su inmediato perseguidor le veía desde la distancia. Tras él se sitúa Juanín con 77 dianas, que son 24 menos. De ahí que el delantero sea además el futbolista de la provincia con más goles con la elástica blanquiverde. Pero en este Top Ten reúne otros muchos nombres que no aparecen en la lista general…

Los jugadores que son protagonistas en esta ocasión forman parte de la historia de la entidad por mérito propio. Ellos, como los antes nombrados en CORDÓPOLIS y todos aquellos que restan -e incluso los que quizá no tengan hueco-, requieren un recuerdo de vez en cuando. “Creo que los futbolistas que dejan de jugar en un club se merecen que los tengan en cuenta”, expresó José Luis Navarro del Valle en este sentido allá en 2016. La mayor leyenda deportiva del Córdoba defendió la memoria del cuadro califal en una entrevista N&B de este periódico. Con el madrileño todavía como capitán y en el campo debutó precisamente Manolín Cuesta, que saltó al primer equipo la campaña 1969-70. Tenía 19 años y ya consiguió marcar cuatro goles. Ligeramente posterior fue la llegada del segundo máximo anotador nacido en Córdoba, que además es el tercero a nivel general en las más de seis décadas de existencia del conjunto blanquiverde.

Sí, es Mariano Mansilla quien sucede en la lista a Manolín Cuesta. El delantero, que al igual que su predecesor llegó a jugar en Primera con el Recreativo de Huelva, hizo 67 tantos. Tras él aparece ya el primer nombre de los que no formaban parte de la global. La diferencia es importante para el futbolista que cierra el podio provincial en materia anotadora. Además, es el más reciente de los que componen el Top Ten. Porque sus cifras fueron acumuladas hasta la temporada 2012-13, en cuyo mercado invernal salió definitivamente del club. Es Pepe Díaz, que anotó 32 goles desde 2008. Fue entonces cuando el de Almodóvar del Río regresó al club tras un periplo por muchos otros como el Novelda, el Baza o el Écija. Antes de eso ya compitió con el primer equipo el curso 1997-98 con apenas 17 años y también el 1998-99.

Al cuco lo ven a cierta distancia también los siguientes jugadores de la enumeración. Son dos porque ambos cuentan con la misa cifra de goles. Con 26 se ubican en cuarto y quinto lugar e igualados Pepín y Antonio Valentín, según apunta Álvaro Vega, de @laligaennumeros. El primero llegó a ese guarismo entre 1984 y 1988. Lo hizo después de firmar con el Córdoba tras su caída a Tercera. Su fichaje fue histórico al producirse tras despedir la anterior campaña en Primera y en el Santiago Bernabéu con el Valladolid. Precisamente la temporada en que el hermano de Francisco Calzado Litri regresó a la ciudad debutó con el primer equipo quien le acompaña en el Top Ten. Antonio Valentín disputó sus primeros partidos con el cuadro califal la 1984-85 y tras un curso en el Palencia defendió la blanquiverde hasta 1987. Fue antes de dar el salto a la elite con la llamada del Betis. Su historial se completó los campeonatos 1993-94 y 1994-95.

Idéntica es la situación de los dos futbolistas que aparecen después en la lista de los máximos anotadores de la provincia. Porque ambos comparten número de tantos, que en esta ocasión son 25. Tal cantidad de dianas anotó uno de los hombres con mayor relevancia en el Córdoba, sobre el césped y en el banquillo. Es Pepe Escalante, que completó ocho temporadas como blanquiverde con un período intermedio en el Getafe Deportivo y el Betis. Con quien años después se convirtió en técnico de dos ascensos estuvo en el campo un curso López Colodrero, que además fue compañero de Pepín y Antonio Valentín, así como de Mariano Mansilla, la temporada de Tercera. El atacante militó en el cuadro califal nueve ejercicios en los que llegó al mencionado guarismo de tantos con el equipo de El Arcángel.

Ya con 23 goles, tal y como señala el compañero Álvaro Vega -de @laligaennumeros- se sitúa en octava posición Rafael Martínez Hidalgo, que compitió con el Córdoba entre 1971 y 1975. Aquella fue la etapa del cambio generacional y también de la variación de rol del club pues el curso 1971-72 fue el último en que El Arcángel disfrutó de Primera -hasta 2014 pero ya era otro el estadio-. El delantero debutó en Copa únicamente y fue la campaña 1973-74 cuando dio el salto al primer equipo. Dos años después fichó por el Sevilla. Con 22, justo por detrás, se ubica Juan Alias, que de 1971 a 1981 hizo la referida cantidad de tantos. Pero mucho más curioso es el nombre que cierra la lista esta vez. Más que nada porque se trata de un defensa. Es Perico Campos, otro de los jugadores con peso específico en la historia del club. El zaguero de La Rambla vio puerta hasta en 21 ocasiones en sus 11 temporadas con el conjunto blanquiverde. Por cierto, jugó en Segunda, Segunda B y Tercera.

Etiquetas
stats