“Yo intento abstraerme de todo y trabajar”

Luis Carrión, en la Ciudad Deportiva | MADERO CUBERO

No debe ser nada fácil, aunque sea parte de tu trabajo, ser la cara visible de un conjunto en momentos de crisis. Dar explicación, seas o no el responsable directo, de una situación delicada. Y más aún, en una semana en lo que lo extradeportivo también ha ocupado portadas. "Yo intento, que no es fácil, abstraerme de todo y trabajar lo que hay que trabajar. Intento que los jugadores afronten el partido lo mejor posible, pero no puedo controlarlo todo", ha afirmado Luis Carrión en la rueda de prensa previa al duelo vital, como lo serán prácticamente todos hasta el desenlace de la competición, frente al Huesca (domingo, 12:00 horas). No obstante, y pese a admitir la indudable dinámica negativa, el técnico blanquiverde no le pierde la cara positiva al momento. "El equipo tiene que dar imagen, transmitir emoción. Es fácil decirlo aquí, pero hay que meterse en la cabeza de cada jugador. Necesitamos hacer un partido bueno, sentirnos a gusto. No es fácil, porque cuando entras en una dinámica, cuesta salir de ella", ha subrayado el entrenador barcelonés.

Una inestabilidad que se ha agravado con hechos como el accidente de Bijimine, o la concentración de peñas que tendrá lugar en los prolegómenos del partido en señal de protesta hacia la junta directiva. "Él sabe que cometió un error. Lo peor que podemos hacer es obviar todo esto. Yo he hablado con él. Yo soy un tío alegre, me gusta que la gente lo pase bien, pero no era el momento. Estoy un poco decepcionado con su actitud", ha afirmado. Además, el técnico ha puntualizado que "en general, la plantilla tiene un comportamiento bueno. No podemos castigar a todos por su error". Respecto a la concentración anteriormente mencionada, así como las continuas protestas a través de redes sociales, Carrión destaca que "todo lo que pasa les llega a los jugadores. El trato de la afición hacia el equipo hasta el momento no ha sido malo. No ha habido grandes pitadas. Espero que el domingo sepan que necesitamos ayuda. Pero siempre respetando todo lo que ocurra fuera". Asimismo, ha argumentado que "yo como entrenador no puedo esperar a que llegue la victoria y todo cambie. Tengo que intentar trabajar para que todo sea lo más fácil posible, y para que el jugador demuestre su talento en el campo. Es verdad que tenemos mala suerte, como he escuchado justificar en varias ocasiones, pero también hacemos cosas mal".

Un encuentro frente al Huesca que, por el rival, el horario y la situación, cobra triple dosis de importancia. Hace mucho que el Córdoba no gana en casa un domingo a las doce. "Cuanto más difícil sea, más reto tiene que ser. Hay que hacer un buen partido, jugar bien y ganar al Huesca. Las estadísticas siempre cambian. Yo tuve la suerte de ascender aquí, hicimos dos buenos partidos. Creo que hemos ido en crecimiento desde aquella fecha".

En lo que respecta al adversario, el catalán ha afirmado que "es un rival que hemos estudiado mucho. Un equipo que va a ir a presionar, que no va a complicar mucho en la elaboración, pero tiene gente dinámica arriba. Nosotros buscaremos tener el balón, mover al rival, ocupar espacios y llegar mucho al campo contrario". Dos conjuntos que atraviesan una racha similar, sobre lo que el técnico puntualiza que "ha habido días que han estado bien y han perdido. Los dos trataremos de remediar la situación que vivimos. Ellos son un equipo con buenos jugadores, y que ha variado su sistema".

Finalmente, sobre la plantilla, únicamente ha destacado que Javi Lara "ha vuelto hoy al trabajo", después de estar toda la semana sin entrenar, y que Rodri "está mejor", aunque valorarán mañana si juega.

Etiquetas
stats