Las dos vidas de El Hombre Gancho

.
La banda cordobesa vuelve a actuar ante su público para presentar su álbum de regreso 'Incontrolable'

Esta es la historia de un hombre, El Hombre Gancho. Un hombre que en 2006 anunciaba que desaparecía y que de hecho desapareció, aunque muchos recordasen sus canciones y su música. Pero ese hombre ha vuelto en cuerpo y alma y esta noche lo demuestra de nuevo en un concierto en el Góngora Gran Café de Córdoba. Mucho ha cambiado desde que la banda cordobesa El Hombre Gancho anunciase que se apeaban de la carretera por un tiempo indeterminado. Para empezar lo hicieron en una época más o menos optimista en lo económico y regresan cuando el país parece haber tocado fondo unas cuantas veces. Pero ellos han tenido la suerte de no dejar de trabajar. “Y de hacerlo en la música, además, como acompañantes, productores, programadores, con nuestras bandas...”, apunta Pepe García-Román, guitarrista y uno de los corazones de la formación.

Ninguno de los miembros de El Hombre Gancho se siente un marciano en este nuevo mundo al que se lanzan. Esa vinculación a la música les ha hecho adaptarse a los nuevos tiempos de la industria discográfica, dominado por las plataformas digitales de escucha directa y mucho menos determinados por la clásica distribución de discos compactos o vinilos. “De todas formas, en los puntos de venta de las entradas de los conciertos ponemos a disposición el disco Incontrolable”, prosigue Pepe.

Incontrolable es el nuevo trabajo de estudio de la banda. Un conjunto de temas con los que los cordobeses esperan enganchar a sus seguidores de siempre y a las nuevas generaciones. La banda ya ha machacado las canciones en los escenarios, comprobando que la acogida es buena. “La experiencia que tuvimos en el Sonorama en agosto fue estupenda, no solo en la actuación oficial sino en el showcase posterior donde se acercó mucha gente que nos conocía”, recuerda el guitarrista.

Esta noche El Hombre Gancho promete tocar los nuevos singles de su último disco pero también sus melodías más clásicas. “Aunque pasadas un poco por los nuevos sonidos, actualizadas. No podemos estancarnos pero... ¡Qué suerte tener un buen repertorio!”, termina Pepe.

El Hombre Gancho actúa esta noche a las 22.30 en el Góngora Gran Café.

Etiquetas
stats