CENTRO FOSFORITO

El único museo que sigue cerrado en Córdoba tras la pandemia

El Centro Flamenco Fosforito, cerrado desde la pandemia

El espacio expositivo del Centro Flamenco Fosforito, un museo sobre el arte jondo en el que se invirtieron 1,4 millones de euros, lleva treinta y dos meses cerrado al público general. Es el único de los museos de la ciudad que no ha reabierto tras la pandemia del coronavirus, más allá de su patio, curiosamente uno de los sitios más visitados por los turistas que pasan por Córdoba.

Los planes para su reapertura son muy difusos. A finales de junio, tras las preguntas de este periódico, la Delegación de Cultura del Ayuntamiento de Córdoba anunció que pondría a punto la tecnología y las instalaciones del Centro Flamenco Fosforito en septiembre. No ha sido así. El museo sigue cerrado, a pesar de que las solicitudes para visitarlo por parte de colegios o grupos cerrados de aficionados siguen llegando.

Tras una nueva pregunta, fuentes municipales han vuelto a indicar que los planes del Ayuntamiento pasan por adaptar la tecnología táctil de las pantallas del centro “a lo largo de estas semanas”. No se ha indicado ni qué empresa o área del Ayuntamiento se va a hacer cargo, ni con qué presupuesto, ni se han dado más detalles de la adaptación.

En junio, además, las fuentes municipales consultadas hablaban de “hacer una puesta a punto del edificio”, algo que hoy habría desaparecido de los planes de la Delegación de Cultura. La Posada del Potro es uno de los inmuebles más emblemáticos de la ciudad y, pese a su atractivo turístico, lleva mas de dos años cerrado, a excepción de su patio.

Con personal de seguridad o con personal municipal

Tampoco hay respuesta sobre qué supondrá la reapertura del centro, que en estos momentos se abre y se cierra a través de Seguridad Privada y no tiene asignado ningún trabajador municipal. Preguntado el pasado febrero por esta cuestión, desde el Ayuntamiento reconocieron que, con la pandemia, se produjo una reubicación de los efectivos de la Delegación de Cultura y que, dada la situación del Centro Flamenco Fosforito, se optó por contratar vigilancia privada en vez de por devolver al personal del Ayuntamiento a este espacio.

En junio, las fuentes consultadas señalaron que su reapertura implicaba la reubicación de, al menos, una persona para la gestión y control del Centro Flamenco Fosforito, que ocupa la parte de arriba. Ahora, no se ha respondido a esta cuestión. A pesar de no tener el museo abierto, el Centro Flamenco Fosforito fue el segundo espacio municipal más visitado de 2021, al sumar 93.638 visitas en 2021, impulsado por su programación flamenca (los ciclos Trasteando con la guitarra o las Matinales flamencas,) y por su participación en Flora.

En cuanto al apartado museístico, la Delegación de Cultura anunció en marzo de 2021 que el Centro Flamenco Fosforito reabriría. “Se han tomado tomas las medidas sanitarias necesarias para que quien visite estos museos pueda hacerlo con la mayor tranquilidad y con total seguridad desde el punto de vista sanitario. En este sentido, el Centro de Flamenco Fosforito reabre sus puertas, pero mantiene inactivas sus pantallas táctiles para evitar riesgos”, explicaba el Ayuntamiento en un comunicado hace casi un año. Fue un paso en falso.

Un centro con certificado de excelencia

El centro se inauguró en 2013, durante el Gobierno del PP de José Antonio Nieto, que rescató un proyecto que venía del mandato anterior, y tras invertir 1,4 millones de euros en su puesta en marcha. Tan sólo un año después, el portal Trip Advisor le otorgó el Certificado de Excelencia 2014, un reconocimiento que distingue la calidad de monumentos, atracciones, alojamientos y restaurantes de todo el mundo basándose en los comentarios y opiniones de los viajeros y usuarios de esta plataforma online.

Se trataba de un museo interactivo con muchas posibilidades y pocos competidores. Además de la biblioteca, para la que Fosforito cedió parte de su archivo personal, el espacio cuenta con ocho salas (Sala del Maestro, Sala Historia del Flamenco, Sala del Nacional, Sala del Compás, Sala Antigua Cuadra, Sala de la Guitarra, Sala de Cabales y Sala de Maquetas) repartidas entre sus dos plantas, con un recorrido por la historia del flamenco e invita al visitante a descubrir sus distintas facetas y elementos compositivos, con un discurso museográfico de carácter interactivo.

Los grandes nombres del cante, el baile y la guitarra, desde Silverio Franconetti o Ramón Montoya hasta Paco de Lucía y los principales artistas de las últimas décadas, tienen un espacio destacado en un centro que revisa también la importancia del flamenco como fenómeno antropológico, su dimensión como espectáculo y expresión popular y las claves de su aprendizaje, así como sus ritmos y estructuras. El objetivo de este espacio era la exposición pedagógica de la complejidad de esta manifestación cultural.

Para ello se llegó a crear incluso una fundación, la Fundación Fosforito, que estaba llamada a organizar conferencias, congresos, exposiciones y jornadas en este espacio cultural. Se quedó en algo simbólico y, con el tiempo, el Centro Flamenco Fosforito se fue desdibujando como idea y fue quedándose como espacio concertístico o de conferencias para el arte flamenco, a través de programas como las Matinales Flamencas, Trasteando con la Guitarra o Maestrías, todos ellos impulsados por la Delegación de Cultura.

Etiquetas
stats