Así suena el flamenco del futuro y tiene voz cordobesa

La cantante cordobesa María José Llergó.

La miras, la ves y, sobre todo, la oyes. Es la voz de la cantante cordobesa María José Llergo (Pozoblanco, 1994), que acaba de lanzar su último sencillo, Me miras pero no me ves, una canción destinada a situarla en un lugar privilegiado entre las nuevas voces del flamenco contemporáneo, y que supone un asalto muy ambicioso en su idea de llevar al género hacia el futuro sin menospreciar en ningún momento la tradición.

“Me he tomado un año y medio para madurar mi sonido antes de compartir música nueva”, explica Llergo a CORDÓPOLIS sobre su nueva canción, toda una declaración de intenciones que se estrena, además, tres días antes de debutar en el Primavera Sound de Barcelona, el mayor festival de música alternativa de España, y que la describe casi con una advertencia: “No hay que intentar capturarla. No hay que intentar entenderla. Solo hay que escuchar su verdad”.

Su última verdad se llama Me Miras Pero No Me Ves, una canción en la que María José Llergo muestra una soprendente madurez como letrista y compositora. “Si la voz de la tierra late en el tiempo, va muriendo la niña que llevo dentro”, canta la Niña de las Dunas sobre una música que incluye elementos inequívocamente flamencos (guitarra, palmas, cajón, compás en 3x4 y una voz clara) aunque con un acabado futurista de música electrónica y graves y bajos digitales que transporta la canción hacia territorios claramente contemporáneos.

Una música que la cantante y letrista ha compuesto junto al productor sevillano Carlos Pinto, más conocido como Lost Twin, uno de los músicos más importantes de la vanguardia electrónica española, autor de un sonido caleidoscópico que cubre un amplio espectro de referencias -desde el jazz a las bandas sonoras, los videojuegos, el hip hop instrumental o la música electrónica de baile-, entre las que acaba de añadir el flamenco.

Lost Twin ya se había dejado ver en los conciertos que ha ofrecido últimamente la cantante de Pozoblanco, que con este trabajo aspira a ser una voz propia dentro de la nueva música española. Así lo ha visto también la multinacional Sony, que es la que se encarga de editar este primer sencillo con el que la Niña de las Dunas -título de su primera canción y con la que se la identifica- acaba de dar un paso adelante hacia la primera línea.

Etiquetas
stats