Un respiro en pleno mayo a cargo del pintor Desiderio Delgado

Exposición de Desiderio Delgado en la Galeria de Arte Carmen del Campo | MADERO CUBERO
Los días de Feria se puede visitar 'Registros Recurrentes', obra del pintor pontanés, en la Galería de Arte Carmen del Campo

La exposición Registros recurrentes, compuesta por 32 obras diferentes, es la nueva muestra con la que Desiderio Delgado (Puente Genil, 1955) vuelve por cuarta vez a la Galería de Arte Carmen del Campo (anteriores: Paisaje de agua, 2002; Filtro líquido, 2006 y Cerca del agua y el paisaje, 2011). La presente serie, que juega con diversos formatos, es una reflexión nueva sobre los temas recurrentes en la luenga trayectoria del pintor hasta el momento: a través de ella, Delgado pone el broche de oro, no final, a la temática que ha imprimido el sello a su carrera pictórica.

“Se trata de adoptar esos temas que me han acompañado desde siempre desde un nuevo criterio, jugando con el concepto en sí, con la forma de mirar los temas recursivos en mi pintura”, señala el artista. Estos temas a los que el pintor se refiere son los propios del entorno natural (hojas, bosques, fruta), con especial incidencia en el medio acuático (reflejos en el agua, albercas o caños): “Especialmente el medio acuático es un tema que me fascinaba desde pequeño, incluso mis familiares lo decían: lo relaciono inmediatamente con la infancia”, prosigue.

Unidos a estos temas también se otorga en su pintura un lugar importante a los paisajes, especialmente a los planos de arquitectura típica andaluza (núcleos semiurbanos de paredes y azoteas blancas o rojizas). “Los paisajes, las superficies en general, tienen un gran interés para mí. No obstante, el tema es solo una excusa para mostrarlo de distinta forma, con una mirada libre donde entran en juego la abstracción y la figuración. Sin una perspectiva muy marcada, los planos son horizontales; he de ahí el llamado éxito, por decirlo de alguna manera, que está teniendo la obra”, apunta Delgado.

Además, el pintor recalca la importancia de jugar con los espacios y las nociones cercanía-lejanía no solo en su pintura, sino en el espacio disponible para ello en la sala. De esta manera, como él mismo apunta en consonancia con la galerista Carmen del Campo, “ayuda mucho la manera en que está dispuesta la obra; precisamente tuve la oportunidad de participar junto a Carmen en el montaje de la muestra y el objetivo era crearla, como siempre, de manera atractiva para el público; un objetivo que creo logrado”, expresa el pintor.

Por último, y ante la posible confirmación de que la sensación fundamentalmente emanada a través de su pintura es la calma de los lugares comunes de la infancia, Desiderio responde: “Sí, se trata de volver la mirada a objetos cercanos que han estado ahí siempre; como lo han sido para mí ese entorno acuático, natural”. Paradójicamente, y debido al estilo no figurativo o de distorsión de su pintura, es el ojo del espectador el que necesita distancia para lograr la referencia real a esos lugares comunes subyacentes en la mente de todos.

Etiquetas
stats