Radio Focaccia: “No somos una radio ni una comida, pero hacemos música riquísima”

.

Todo es más fácil cuando tu pasión, en cierto modo, es tu oficio. Ese es el santo y seña principal de estos jóvenes jienenses que se han marcado el objetivo de dejar huella en cada actuación que protagonizan. Comenzaron su andadura en 2010, y desde entonces no han dejado de crecer. Hace tiempo que dejaron de ser unos cachorros, y ya se encuentran en plena fase de lobos feroces, y cada impacto es irremediable. Un estilo melancólico a nivel de melodía, aunque rebosante de energía en la ejecución. Ahí estriba su punto diferencial.

Esta noche hacen parada en Córdoba para actuar, junto al grupo Sintaxis 52-13, en la Sala Recycle (22:00 horas). Pero antes, entre ensayo y ensayo, se han marcado un selfie para CORDÓPOLIS.

PREGUNTA. A lo largo de los años, muchas de las mejores ideas han tenido su fase de inicio en una cochera. Si no me equivoco, vosotros pasasteis por ese proceso.

R. Exacto, todo proyecto comienza de la forma más pequeña, y el nuestro lo hizo en una cochera donde más de una vez los vecinos llamaron a la policía... (risas).

P. ¿Cómo recordáis aquellos años?

R. Lo recordamos más cercano de lo que fue. Éramos niños con mucha ilusión, lo cual suena contradictorio porque seguimos siendo niños con ilusión, pero mucho más maduros y con mucho camino recorrido. Sin embargo, siempre nos paramos a hablar de esos inicios, a recordar historias y momentos que sin duda nos hicieron ser quienes somos.

P. ¿En qué momento empezasteis a notar que podríais dedicaros verdaderamente a la música?

R. Cuando grabamos Feroz. El verano de 2015 metidos en el estudio de La Viña (Baeza), escuchando lo que estábamos grabando decíamos... “joder, esto suena”. Una vez que lanzamos el disco y vimos la acogida que recibió, decidimos apostar por este sueño al 100%.

P. Sois un grupo jienense, pero con una clara alusión argentina en el propio nombre. ¿Qué es eso de Radio Focaccia?

R. Radio Focaccia no es ni una emisora de radio ni un tipo de comida, pero hacemos música riquísima.

P. Y al igual que hablamos del nombre, vuestras canciones tampoco se pueden enmarcar dentro de un género concreto, aunque lo más cercano podría ser el indie, ¿estáis de acuerdo?

R. Creemos en el indie, no como un estilo, sino como una corriente, no se puede ser solo indie porque musicalmente no significa nada concreto. Somos más bien rock-pop.

P. Decía Iván Ferreiro en una entrevista en Jot Down que «la gran pregunta es: ¿qué coño es ser indie?» ¿Sabríais explicarlo vosotros?

R. Si no saben hacerlo los grandes, como para definirlo nosotros (risas). Pensamos que, como ya hemos dicho, es una corriente, un estilo, una forma de clasificación del conjunto de música, más rollo, más show, más personalidad. La música en sí necesita clasificarse de otra manera. Sin embargo, nosotros no sabemos nunca en qué estilo definirnos. Es por ello que decir indie es la salida más fácil.

P. Hay una corriente que está primando hoy en día en la música alternativa, sobre todo en la zona de la Comunidad Valenciana y Andalucía, que es la de una generación de grupos sin un estilo claro. Con una mezcla de géneros que van desde el rock al reggae, pasando por el indie y el pop. ¿Os sentís dentro de esa nueva ola?

R. Sin duda están naciendo grupazos en el panorama nacional, y eso siempre mola. Sin embargo, pensamos que no podemos definirnos 100% con ninguno de los grupos descubiertos hasta ahora. Somos un grupo con mucha esencia dispar y eso es un poco paranoico. Pero podríamos decir que formamos parte de esa “generación 2010” que lleva unos añitos dando muy fuerte en las salas de España.

P. Vuestro último trabajo se titula Feroz, ¿quién de los componentes del grupo encarna mejor esa figura?

R. Feroz existe porque es un cachito de cada uno. Cada cual aporta su rabia y su garra. Unas baterías frenéticas, un sonido de teclados original y diferente, unas guitarras estridentes, un bajo con rabia y una Mery (vocalista) que se desvive en los escenarios con su furia y energía. Feroz destaca nuestra parte luchadora, en eso no hay quien nos gane.

P. En las letras de vuestras canciones no se aprecia un desarme claro de sentimientos, o al menos, es poco explicito. ¿Buscáis más la subjetividad propia del que la escucha antes que dejar claro lo que queréis transmitir?

R. A la hora de crear las letras, Mery tiene mucha personalidad. No quiere transmitir un mensaje directo, porque, según ella, sería decirle al público exactamente lo que tiene que sentir al escuchar una canción. Sin embargo, sobrevuela sus letras y las analiza en composición de manera que, para cada persona, cada tema es un mundo. Ese es el porqué de que nuestros temas sean tan distintos y no sólo musicalmente hablando, sino en cuanto a sentimiento producido en la gente. Con la misma canción hay quien se emociona y llora, o quien ríe y baila. Esa es nuestra magia.

P. ¿Mejor un gran festival o la cercanía de las salas?

R. Ambas. Siempre y cuando sea tocar... se puede tocar en un gran festival y mostrarse muy cercano al público, o tocar en una sala y montar un festival improvisado. Ambas cosas son una pasada.

P. Estáis ahora mismo en pleno proyecto de crowdfunding de cara a grabar vuestro segundo trabajo profesional, y lo haréis, si todo sigue su curso habitual, en Estudio Uno de Madrid, por donde han pasado artistas de la talla de Miss Caffeina, Dinero o Fito y Fitipaldis, ¿algún adelanto de este trabajo?

R. El adelanto lo daremos hoy sábado, en la Sala Recycle de Córdoba. Para este nuevo disco habrá muchos más temas festivaleros, muy bailables, y a la vez profundos y maduros. ¡Va a ser un bombazo y no queremos que os lo perdáis!

https://youtu.be/C047GBpBsrQ

Etiquetas
stats