La Junta aspira a convertir el entorno del Silo en una zona de interés arqueológico para la investigación

Visita del consejero al Silo de Córdoba.

El consejero de Turismo, Cultura y Deporte, Arturo Bernal, ha visitado este viernes el Silo de Córdoba, instalación que en la actualidad se utiliza como almacén de piezas arqueológicas no expuestas como una extensión del Museo Arqueológico de la ciudad. En sus instalaciones, Bernal ha manifestado que la futura ampliación del área de reserva del Museo Arqueológico, que se construirá en un solar anexo al Silo, será un referente en conservación e investigación. Se trata de un equipamiento contemplado ya en los presupuestos de 2023, con una partida de 50.000 euros para comenzar con la redacción del proyecto.

Las áreas de reserva de los museos arqueológicos reciben los materiales procedentes de excavaciones arqueológicas, una circunstancia que se produce de manera ingente y continua en el Museo Arqueológico de Córdoba. El ingreso continuo de nuevos bienes arqueológicos, convierten a la institución en un centro vivo de investigación y de renovación de la exposición. “Con este nuevo equipamiento, se dará respuesta a los problemas de espacio para acoger y gestionar adecuadamente este gran volumen de fondos”, ha sostenido el consejero.

Bernal ha destacado que se trata de realizar una “apuesta de futuro, con el diseño de unas reservas que constituyan un centro de conservación y atención al investigador, con criterios avanzados de intervención y tratamiento integral”. Igualmente ha añadido que el objetivo es “conjugar estas facetas con el acceso del público, aunque de forma controlada con el fin de difundir, mediante visita concertada, los fondos no expuestos y dar a conocer aspectos del trabajo interno del museo”.

El consejero de Turismo, Cultura y Deporte ha destacado que “las reservas de los museos conforman una parte fundamental de los mismos” y ha añadido que el Museo Arqueológico “constituye un foco de investigación, donde se promueve la analítica y la reflexión sobre este campo del patrimonio”. En la institución se tutela el archivo de la memoria material de la arqueología de Córdoba y provincia, así como la historia de las intervenciones arqueológicas, “por lo que la atención continua a los investigadores tiene un papel relevante”, destaca Bernal.

Nuevo equipamiento

El solar donde se va a ubicar el nuevo equipamiento tiene una superficie de 6.926 metros cuadrados. El Gobierno andaluz construirá en este espacio un edificio de una sola planta para complementar la actual área de reservas. Como ha explicado el consejero, el edificio estará dotado con las “mejores técnicas y condiciones de conservación preventiva, almacenamiento, además del mobiliario preciso para cumplir sus objetivos”.

El nuevo equipamiento contará, además, con el diseño de un sistema de información específico para gestión y control con la introducción de elementos tecnológicos innovadores al servicio del patrimonio histórico. 

“Con este proyecto de reservas, se creará en Córdoba un espacio único en el panorama arqueológico andaluz y nacional”, apostilla el consejero de Turismo, Cultura y Deporte.

Silo de Córdoba

Arturo Bernal se ha referido al Silo, Bien de Interés Cultural, que actualmente custodia y conserva 34.746 cajas, donde destaca la colección de mosaicos romanos, con más de 1.000 placas contabilizadas, y espacio para investigadores. Una explanada al este del edificio, dentro de las instalaciones, se emplea para la custodia al aire libre de grandes piezas.

Se trata de un edificio único en su género, con espacios más que singulares. En este sentido el consejero ha destacado que el objetivo es “respetar y conservar un patrimonio industrial único, mediante su musealización y apertura a la visita”.

Durante este año, la Junta ha invertido en el edificio para la adquisición de estanterías, obras para eliminación de humedades en entreplantas, mobiliario para el área de investigadores y oficina de conservadores, así como reordenación de materiales arqueológicos.

En la actualidad, la Administración autonómica ha comenzado en este equipamiento el desarrollo de un proyecto que contempla la organización general, obras necesarias de adecuación, instalación de un montacargas, la puesta en valor de las instalaciones industriales, el proyecto específico museográfico de la última planta, la terminación de la adecuación de las plantas sótano y baja, así como la adecuación de las plantas intermedias.

El consejero de Turismo, Cultura y Deporte ha explicado que con este proyecto, “contribuimos a la conservación y difusión del patrimonio arqueológico” y se ha referido al Museo como “una institución centenaria, de gran peso histórico y patrimonial, tanto por las variedad y calidad de las colecciones que custodia como por el valor de la sede que las alberga”.

El Museo Arqueológico de Córdoba se creó en 1867 y es una de las instituciones culturales de relevancia del país, por sus colecciones y su vinculación a la actividad e investigación arqueológicas en su ámbito geográfico y en torno a los principales yacimientos arqueológicos de Andalucía.  

Etiquetas
stats