El Gobierno compra una de las monedas más valiosas del imperio romano que se acuñó en Córdoba

El anverso del áureo romano.

La importancia de Córdoba en la antigüedad es innegable. De su subsuelo siguen surgiendo tesoros de sus más de 2.300 años de ocupación ininterrumpida. Durante la época imperial romana, la ciudad llegó a cambiar su nombre, Corduba, por el de Colonia Patricia. Y se convirtió en una especie de capital de la Bética, con su propio senado y, parece ser, su propia moneda. El Ministerio de Cultura y Deporte acaba de adquirir una de las pruebas definitivas, que además tiene un valor incalculable por los pocos ejemplares que hay en el mundo.

En este hilo de Twitter, Antigua Roma al Día detalla con concreción el valor exacto de una de las grandes adquisiciones del Ministerio de Cultura durante el año 2020, un áureo romano acuñado en la Colonia Patricia en época de Augusto. El Gobierno ha adquirido esta pieza única junto a otro áureo más, de Vespasiano y probablemente acuñado en Tarraco (Tarragona) por algo más de 100.000 euros. El precio pagado no se corresponde con el valor real: en todo el mundo apenas hay una decena de áureos. Pero el de la Colonia Patricia, el cordobés, es el mejor conservado de todos.

Un áureo era una moneda de curso legal, romana, pero acuñada en oro. Su valor aproximado al cambio de hoy serían unos 1.000 euros. Obviamente se trataba de una pieza muy escasa y que estaba en poder de muy pocos romanos, los más ricos. Y de la que encima no era fácil desprenderse. A lo largo de los años, muchas acabaron fundidas, ya que están acuñadas en oro, y las pocas que se perdieron o extraviaron son la decena que se conocen hoy en día.

El precio logrado por el Gobierno es bueno, teniendo en cuenta que en 2019 un áureo encontrado en Dover (Reino Unido) se subastó y vendió por medio millón de libras, unos 700.000 dólares.

El áureo de Córdoba formará parte de la colección del Museo Arqueológico Nacional, que está en Madrid. Allí se expondrá con el de Vespasiano, comprado por el mismo lote a una persona que pretendió sacar las dos monedas de España. Cuando lo intentó, saltaron las alarmas y acabó vendiéndoselas al Estado.

La moneda cordobesa, acuñada aproximadamente en el año 19 después de Cristo, está en un excelente estado de conservación y muestra a Marco Augusto, el gran emperador romano que sucedió a César. El áureo, además, tiene historia. Una historia típica de romanos.

En el anverso aparece un templo de Marte, probablemente temporal, que habría acogido los estandartes romanos recuperados por Augusto a los partos. Esos son los estandartes que los partos consiguieron tras una de las grandes derrotas sufridas por los romanos en la antigüedad, la de Craso, uno de los tres del famoso triunvirato con César y Pompeyo.

Etiquetas
Publicado el
31 de enero de 2021 - 05:00 h
stats