Entrevista

Felix Arnold, arqueólogo: "Medina Azahara es el único caso donde estudiar cómo funcionaba un estado califal"

Presentación de los nuevos hallazgos conseguidos en el yacimiento arqueológico de Medina Azahara

Los trabajos de excavación de la tercera fase del Instituto Arqueológico Alemán en el yacimiento de Medina Azahara han concluido este mes de julio, arrojando nuevas luces sobre el uso que se hacía de la plaza de armas de la ciudad, hallada en 2019. Con ello, se ha vuelto a desenterrar nuevos datos y hechos del protocolo de audiencias que tenía el califa en la ciudad palaciega y del funcionamiento de la misma.

Según ha detallado a este periódico el investigador del Instituto Arqueológico Alemán, Felix Arnold, la última campaña de trabajos en el yacimiento tendrán continuidad con una nueva campaña, ya en el año 2022, y que sería la última del acuerdo sellado entre el centro investigador teutón y el conjunto arqueológico de Medina Azahara, y que preveía una duración de cinco años.

No obstante, según señala Arnold, el Instituto Arqueológico Alemán quiere seguir excavando en el monumento más allá de 2022. ¿Por qué? Pues para el investigador la respuesta es muy simple: "Medina Azahara es el único caso en el mundo en el que se puede estudiar una ciudad califal palaciega y, por lo tanto, conocer el funcionamiento de un estado califal".

Arnold aclara que hay otras ciudades califales en el mundo, las más importantes las de Bagdad o El Cairo. Sin embargo, "allí no podríamos investigar, porque ni los restos están tan bien conservados y ni es tan fácilmente trabajar en la zona", aclara el arqueólogo, que destaca por tanto la singularidad de Medina Azahara como único vestigio de una ciudad califal en occidente y un espacio con muchos secretos por sacar a la luz.

En la última excavación, de nuevo en la plaza de armas, se ha descubierto, según indica, detalles que permitirán descubrir cómo eran las relaciones en la ciudad califal. "Este espacio es importantísimo para estudiar el intercambio entre el califa, el pueblo y los embajadores. Es importante para conocer más sobre la importancia del propio Califa", señala Arnold, que añade que hay que seguir excavando para ahondar más, siempre (añade) gracias a la colaboración y el trabajo del director del yacimiento, Antonio Vallejo.

La continuidad del Instituto Arqueológico Alemán parece asegurada, a tenor de los deseos del investigador. "Los trabajos han sido muy fructíferos", resume Arnold, que detalla que, en esta última campaña, en la que se ha excavado en la esquina noreste de la plaza de armas, se han logrado importantes informes sobre el pórtico y sobre los arcos de la misma, que además estaban sorprendemente bien conservados.

El final de esta fase de las excavaciones ha coincidido con el inicio de una colaboración del Instituto Arqueológico Alemán en La Alhambra de Granada que, ha aclarado Arnold, no interfiere de ningún modo con el trabajo en Medina Azahara.

Etiquetas
Publicado el
1 de agosto de 2021 - 19:20 h