Nina: “'Mamma Mía!' va camino de ser un clásico”

El selfie de Nina.
La cantante catalana protagoniza de nuevo, en su segunda etapa, un musical que no deja de tener éxito y que hasta el próximo domingo tiene su escenario en el Gran Teatro de Córdoba

En noviembre de 2015, cuatro años y unos cuantos meses después de una última función que no lo fue, regresó a los escenarios. Entonces, Stage Entertainment ideó una nueva gira por España y llamó otra vez a la puerta de Nina. La cantante catalana, a diferencia de la primera ocasión, allá por 2004, no se lo pensó dos veces y volvió a ponerse en la piel de Donna. Precisamente es la artista barcelonesa la que más veces ha interpretado ese papel, que no es otro que el de la protagonista de Mamma Mía!, un musical que es, sin lugar a dudas, un fenómeno, en todos los sentidos, difícilmente comparable con otros. Desde el pasado jueves y hasta el próximo domingo, con función extra debido al éxito entre el público, la obra ocupa el escenario del Gran Teatro.

La parada en Córdoba sólo es una más para esta obra, del cual Nina (Barcelona, 1966) es parte fundamental. Sin ella es difícil entenderlo en España. La catalana goza con la producción apoyada en las canciones de ABBA de una de sus experiencias más gratificantes. Y eso que su trayectoria no es corta, ni falta de grandes retos y notables éxitos. Comenzó en el mítico Un, dos, tres... (entre 1987 y 1988), acudió a Eurovisión (fue sexta con Nacida para amar en 1989), participó en diversos musicales, grabó discos y formó parte de uno de los mayores fenómenos televisivos de todos los tiempos en España: fue directora de la academia de Operación Triunfo. Pero es Mamma Mía! el trabajo con el que alcanzó la cima. De ahí que sienta un especial aprecio por el mismo, al tiempo que enseña en su Nina Studio, que escribe (piensa en su segundo libro) o estudia. Lo importante, que la vida no pierda melodías.

PREGUNTA.  Mamma Mia!, otra vez igual. ¿Cómo ibas a resistirte?

RESPUESTA. Imposible resistirse a formar parte de nuevo de un musical que está haciendo historia. Mamma Mia! lleva 16 años en cartel desde su estreno en Londres y en España va a cumplir con éste 8 años.

P. No sé si llamarte Nina o Donna. ¿Qué significa ser la artista que más veces se ha metido en la piel de ese personaje?

R. Es un orgullo y un privilegio. Pocas veces en nuestra carrera artística nos sucede algo así. ¡Estar tantos años en cartel con una misma producción y representar un personaje que tantas satisfacciones me ha dado!

P. Con el recorrido que tiene Mamma Mia! en España, el éxito es idéntico al de sus orígenes. ¿Es imperecedero este musical?

R. En realidad, cuando se estrenó en Madrid, el 11 de noviembre del 2004, nadie sabía si el éxito conseguido en el West End o en Broadway se repetiría en España. Ahora, tras 16 años de éxito ininterrumpido en Londres y un gran número de producciones funcionando por todo el mundo, sabemos que Mamma Mia! va camino de convertirse en un clásico.

P. En julio, tras más de 2.000 funciones, superasteis los 2,5 millones de espectadores. ¿No te da un poco de vértigo?

R. ¡Las cifras de Mamma Mia! son de vértigo! En esta gira estamos visitando ciudades donde ya estuvimos con la anterior gira y seguimos llenando. Te aseguro que no deja de impresionarme pisar el escenario de un teatro o auditorio por segunda (¡o tercera vez en algunos casos!) y ver la platea a reventar.

P. Nostalgia, duda y alegría, se puede llorar y se ríe, se baila… Mamma Mia! lo tiene todo. ¿Es como la vida misma?

R. Sí, exactamente. Por eso el público disfruta, porque es una especie de Dragon Khan emocional. Durante dos horas y media el espectador viaja por su propia vida y emociones y conecta con las cosas más sencillas pero más esenciales de la vida.

P. Y las canciones de Abba, ¿cómo se explica que décadas después mantengan toda su fuerza?

R. Ni los mismos autores lo saben. Tuve la oportunidad de formularles esta misma pregunta en una entrevista que concedieron hace unos meses y su respuesta fue: “No tenemos ni idea”.

P. ¿Cuál es tu predilecta, la que más te remueve?

R. Dancing Queen.

P. Mamma Mia! fue básico para el impulso del musical en España. ¿Sirvió también para valorar el género y a sus artistas?

R. De hecho, cada nuevo musical que se estrena es un paso más hacia la fidelización del público. Mamma Mia!, sin duda alguna, ha contribuido extraordinariamente, aunque hay que destacar la labor que llevan a cabo las escuelas de formación de actores, músicos y cantantes de donde están saliendo profesionales con una alta preparación, hecho que contribuye a que las productoras apuesten por títulos donde el talento es imprescindible. Y el talento, si no se cultiva, se pierde. Hoy, gracias a esas escuelas, el musical cuenta con artistas jóvenes en edad pero maduros en formación y experiencia.

P. De la cantante y actriz a la persona, ¿qué te ha aportado, más allá de lo profesional, este musical?

R. Mamma Mia! es una de las experiencias más importantes de mi carrera. Y digo esto siendo consciente de haber participado en proyectos de gran dimensión mediática y artística. Mamma Mia! me ha permitido el contacto directo con el público durante 8 años y compartir con él las sacudidas emocionales que este musical genera. Es impresionante saber, de la mano del espectador, hasta qué punto una escena o una canción puede sacudirles de tal forma que llegue a cambiar algo en sus vidas.

P. Que atrás quedan Eurovisión y Operación Triunfo, entre otros muchos retos… ¿Cómo recuerdas aquellas experiencias?

R. Con una gratitud profunda. Me siento privilegiada.

P. Por cierto, que además de representar Mamma Mia! enseñas, estudias y escribes. ¿Cómo lo consigues?

R. Pues no lo sé, supongo que con mucha motivación e ilusión. Me apasiona escribir y, de hecho, después de publicar Con voz propia, en una versión especial para la gira de Mamma Mia! 2016, ahora voy a por el segundo. Y en cuanto a estudiar, es una de mis pasiones, aunque por ahora aparcada. Cuando termine la gira decidiré si continúo mis estudios de fisioterapia o me marcho a Londres a hacer un máster de voz. ¡Se me acumulan los proyectos y es difícil decidir!

P. En Córdoba la aceptación al musical es total, tanto que habrá función extra. ¿Te permitirá tanto trabajo conocer mejor la ciudad?

R. ¡Espero que sí! Habrá tiempo para todo. Además, Córdoba hay que disfrutarla, pasear por sus calles, hablar con sus gentes, contemplar su luz.

P. ¿Es Córdoba un buen escenario para ambientar un musical? ¿Cuál cree que sería su historia perfecta?

R. ¡Difícil respuesta! Debería conocer un poco más la ciudad y su historia para dar alguna idea… Quién sabe, quizá después de estos días en vuestra preciosa ciudad y de sumergirme en sus calles se me ocurre alguna.

Etiquetas
stats