El violinista Ara Malikian ha vuelto a llevarse el cariño del público cordobés. Lo ha hecho con un concierto íntimo y dulce, celebrado en el Teatro de la Axerquía el último domingo del verano, y sin más apoyo que sus cuerdas y un piano.

Claro que Malikian es un virtuoso del violín e Iván Melón Lewis, el pianista cubano que le acompaña en la gira de Petit Garage, es un intérprete notable, por lo que la unión entre ambos resulta perfecta. Malikian y Lewis han repasado en Córdoba las diferentes canciones del nuevo disco, Royal Garage, desde un punto de vista más clásico e íntimo.

Despojado de floritura, apoyado sólo en las cuerdas de su instrumento y en las del piano, Malikian ofrece una de sus caras más rotundas, la del violinista clásico, estudiado en los mejores centros del mundo. Lo hace, como siempre, jugando con la baza de su físico y su temperamentos, sin el que no se entiende la forma en la que se acerca al instrumento.

Y lo hace también como homenaje al garaje como centro de creación, como ese punto desde el que han salido algunas de las mejores bandas del mundo y que, en su caso, fue el lugar donde comenzó a tocar junto a su tío Nono con una trompeta abollada, su vecino con una botella de anís y su abuela con una mandolina.

Etiquetas
Etiquetas
Publicado el
20 de septiembre de 2021 - 08:47 h
stats