Un documento restaurado explica cómo era el antiguo mercado de abastos de La Corredera

Documento que acredita la estructura del mercado de abastos de La Correderas | MADERO CUBERO

El Mercado de Sánchez Peña es, junto a la Casa de Doña Jacinta, uno de los edificios que destacan sobremanera sobre la estructura de la actual Plaza de la Corredera. Su construcción se produjo en 1583 y, a lo largo de las décadas, ha albergado diferentes tipos de edificaciones: una cárcel, el Ayuntamiento y hasta una fábrica de sombreros y paños. Fue en siglo XIX cuando el empresario Sánchez Peña se hizo con este edificio para construir un mercado de abastos. Ahora, el Archivo Provincial de Córdoba cuenta con el documento original en el que se aprecia toda la estructura del mercado.

Este documento data de principios del siglo XIX y ha sido recuperado gracias a un proyecto conjunto entre esta entidad y el Instituto del Patrimonio Cultural de España (IPCE). Este escrito se suma, además, a otras dos “obras esenciales”: el Protocolo de escritura notariales de Córdoba de 1616 y el contrato del retablo de la capilla de San Juan de Letrán de la Iglesia de los dominicos (Cabra). Para la directora del Archivo, Alicia Córdoba, estas tres obras “reúnen todas la características necesarias” para este trabajo de restauración “dada la inversión en esfuerzos y medios”.

La restauración, que ha estado dirigida por Isabel Lozano y realizada por Mercedes González -ambas del IPCE-, ha estado precedida por un conjunto de trabajos que aseguraran un mejor proceso de reconstrucción de los documentos. En el caso del Protocolo, “se ha desencuadernado cuadernillo a cuadernillo y se han realizado cuatro análisis: medición de liberación de iones, análisis de solubilidad de tintes, reintegración de papel y costura de cuadernillos”, ha explicado la jefa de Servicio de Conservación y Restauración de Patrimonio Bibliográfico, Documental y Obra Gráfica del IPCE, Ana Ros.

En palabras de Córdoba, este Protocolo es muy importante ya que contiene “el testamento, los codicilos y el inventario de bienes del Inca Garcilaso, donde se incluye la biblioteca del autor”. Este hecho es muy significativo “para conocer las fuentes del que fue uno de los primeros cronistas de la historia de América y quien, además, tuvo lazos con Montilla, lugar donde vivió”.

El documento sobre el contrato del retablo de la capilla de San Juan de Letrán de la Iglesia de los dominicos ha sufrido un proceso de restauración similar al del Protocolo. En relación a su contenido, la directora del Archivo ha señalado que “se ve la disposición real y original del retablo”, que varió dada las diferentes construcciones que han tenido lugar en esta capilla. Córdoba ha explicado, además, que gracias a la restauración de este documento ha permitido descubrir que esta obra habla del mismo retablo que el de un cuadro que se encuentra en el Museo de Bellas Artes.

Por último, la obra que acredita la estructura del mercado ha sido uno de los escritos más fáciles de restaurar ya que ha sido sometido a un intenso limpiado de bacterias y se ha realizado una carpeta para su almacenamiento y manipulación. No obstante, la directora del Archivo ha confirmado que estos documentos sólo serán utilizados para exposiciones y que no podrán ser usados por los usuarios, que podrán acceder a ellos gracias al depósito digital del Archivo.

Etiquetas
stats