El cine Isabel La Católica cumple 50 años entre ruinas y sin miras al futuro

Antiguo Cine Isabel La Católica | ÁLEX GALLEGOS

Diario de un escándalo puso fin a la vida del antiguo cine Isabel la Católica. Aquella última proyección marcó su sentencia a muerte un 17 de mayo de 2007. Apenas asistieron cincuenta personas, pero en la mente de este grupo queda el haber asistido a la última sesión de este cine, un edificio que se muere sin que instituciones públicas o privadas apuesten por su uso.

Fue el empresario madrileño Antonio Cabrera el artífice de la puesta en marcha de este cine. En el mundo del espectáculo, su nombre es muy conocido. Regentó el Teatro Duque de Rivas y en 1935 abrió el cine de verano del Coliseo de San Andrés. Más tarde, en 1943, levantó el conocido cine de verano El Rinconcito. En 1968, este edificio pasó a ser el conocido como Isabel la Católica. Durante 39 años, trabajadores y cinéfilos disfrutaron de una programación que intentó ser lo más variada posible.

A lo largo de su vida, este cine experimentó diferentes cambios, como los que vivió en los años 90 y que le llevaron a convertirse en el único multicines con cuatro salas. En esta época llegó a albergar espacio para 960 butacas y pasó a manos del grupo malagueño Alfil, que también era propietario de las tres salas del Centro Comercial Zoco en 2007. Sin embargo, estas últimas cerraron durante aquel año y fue a finales del mes de junio cuando el grupo empresarial anunció el cierre del cine Isabel la Católica.

En aquel momento, este espacio era el cine más barato de toda España. Así lo aseguraba un estudio de Facua, donde se certificaba que la entrada a estas salas ascendía a 3,50 euros, el precio mínimo. Pero el auge de Internet y de la piratería llevaron al grupo Alfil a tomar la dura decisión de cerrar debido a la quiebra técnica en la que se encontraba la empresa.

Córdoba se fue quedando sin lugares céntricos en los que disfrutar del buen cine. Al cierre de las salas del Zoco y de Isabel la Católica se sumaron más tarde las del Centro Comercial La Sierra. El declive del séptimo arte llegó finalmente a la ciudad con el cierre de los cines Alkázar en 2011 -por una supuesta reforma que nunca llegó a término- y los del centro comercial El Arcángel en 2011 -debido al apagón analógico-.

De las instalaciones del cine Isabel la Católica mucho se ha hablado pero poco se ha conseguido. Tras su cierre aumentaron los rumores sobre sus futuros usos. En 2009, el grupo Alfil planteó la posibilidad de construir un hotel. Sin embargo, el Plan Especial de Protección del Casco Histórico de Córdoba impidió esta actividad. Más tarde se barajó la opción de levantar un edificio de oficinas o un punto de información al turista, pero nada prosperó.

Las últimas propuestas que se conocen vinieron de la mano de la asociación Cine Cercano en 2014. En aquel momento, esta organización barajó la posibilidad de llevar su actividad a este cine o al Alkázar, siempre y cuando contaran con algún tipo de ayuda pública o privada que permitiera relanzar estas salas.

La presidenta de la asociación, Consuelo Borreguero, explica a este periódico que en 2014 "no se facilitó en ningún momento" el acceso a los cines para evaluar qué se podía hacer. Esto llevó a la organización a buscar otras opciones, como la sala Vimcorsa. Cine Cercano cuenta con entre 45 y 50 socios que hacen "perfectamente viable" su actividad. Aunque la asociación se encuentra en un proceso de búsqueda de la mejor sala posible, Borreguero asegura que "no habría ningún tipo de impedimento" en volver a tener conversaciones con el grupo Alfil para darle, por fin, un uso cultural a este edificio histórico.

Etiquetas
stats