El Centro Andaluz de la Fotografía expone en el Teatro Cómico la muestra ‘Galería de Espejos’

‘Galería de Espejos’

El Centro Andaluz de la Fotografía de la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico ha presentado la exposición de fotografía ‘Galería de Espejos. 21 miradas andaluzas’ en el Teatro Cómico de Córdoba. Al acto ha asistido la delegada territorial de Cultura y Patrimonio Histórico, Cristina Casanueva, y el comisario de la muestra, Juan Manuel Bonet.

La exposición, que estará abierta al público hasta el próximo 15 de julio, recoge la propuesta de Juan Manuel Bonet, crítico de arte y escritor, un viaje personal por el presente de la fotografía andaluza, a través de veintiún nombres. La muestra, de producción propia, toma su título a partir de un libro de Rafael Lasso de la Vega, legendario poeta sevillano de vanguardia, de vida errante y obra laberíntica y enigmática. Los ejes de la muestra son los espejos, la memoria, el paisaje o el diario íntimo.

Las fotografías, que llegan a Córdoba después de pasar por Almería, Sevilla y Málaga, permanecerán expuestas al público en horario de 11 a 14 horas los martes, miércoles, sábados y domingos, mientras que los jueves y viernes se amplía a las tardes entre las 18 y las 20 horas. La muestra se acompaña de un catálogo que se encuentra a la venta por 9 euros en la tienda on line a través del portal www.tiendasculturalesdeandalucia.es

Juan Manuel Bonet

Juan Manuel Bonet (París, 1953) es escritor, crítico de arte y literatura y ha sido comisario de numerosas exposiciones. Cabe destacar que fue director del Instituto Cervantes entre 2017 y 2018 y director de esta entidad en París desde 2012. Ha sido director del IVAM (Instituto Valenciano de Arte Moderno) y del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía (Madrid), presidente de la Fundación Archivo Rafael Cansinos Assens y del Comité Internacional de la Fundación Vicente Huidobro. En el campo de la fotografía, ha comisariado exposiciones sobre los fotógrafos José Manuel Ballester, Javier Campano, Francesc Catalá Roca, Jesse Fernández, Bernard Plossu, Leopoldo Pomés y Josef Sudek.

‘Galería de espejos. 21 miradas andaluzas’

El viaje puede empezar en Córdoba, con Manuel Muñoz, que fotografía espejos en su ciudad natal, y en La Habana, con la Alicia de Lewis Carroll en la memoria. Fran Bascuñana nos habla de la propia Almería, su ciudad natal, donde se mira en un espejo sin azogue ya, la casa de Jesús de Perceval, pintor, escritor, fundador del Movimiento Indaliano, y colaborador de AFAL y autor de una obra fotográfica secreta. La recoleta morada de ese creador hoy es por desgracia puro recuerdo. En el otro extremo de Andalucía, la onubense María Clauss se interroga sobre los enigmas de una época ya remota, la de la Segunda Guerra Mundial. Su quest, agrupada bajo el título ‘¿Mi abuelo el espía?’, es sobre sus propios antepasados alemanes, y su papel en una historia de espionaje, ubicada allá, pero de alcance universal. El granadino (hoy residente en Málaga, de cuya Facultad de Ciencias de la Comunicación es profesor) José Muñoz, pionero con su foto libro de 2001 ‘Andalucía: Entonces es ahora’, nos propone aquí un viaje erudito y mental por la historia y la memoria de su oficio, tal como lo vivieron los humildes postaleros.

Para la malagueña Laura Brinkmann, la fotografía es un poco el stendhaliano “espejo a lo largo del camino”. Inscribiendo sus pasos en toda una tradición de literatura, de fotografía y de cine etnográficos, nos propone algunas páginas de un diario africano. Diario íntimo también, en este caso de sus periplos por la Andalucía oriental, el del granadino Pablo López, un lírico de la cámara, adepto del blanco y negro y de la miniatura, caminante, y letraherido al que siempre hace compañía la palabra poética. Tocayo, paisano, socio y amigo del anterior, Pablo Castilla nos propone un viaje en colores que juegan a ser vintage por la Costa Tropical; viaje con farolas, urbanizaciones y gasolineras, y siempre un mar inmaculado al fondo. En cuanto al sevillano Juan del Junco, su trabajo es como de naturalista a lo José Celestino Mutis, aliado con una mirada precisa (ver la imagen de la pita) que nos recuerda la de un precursor de la modernidad como Karl Blossfeldt. Del reino animal nos habla la sevillana e intimista Camino Laguillo, en estas instantáneas que pertenecen a su reciente ciclo ‘ST_de la serie Upper Rock’, sobre los monos de Gibraltar. Viajero empedernido es otro almeriense, José María Mellado, que nos muestra una iglesia metafísica camino del cabo de Gata, también fotografiada por nuestro querido Carlos Pérez-Siquier; un mar islandés; y el pecio del America Star, en la costa Norte de Fuerteventura: otra imagen del paso del tiempo, y de la poesía de la ruina. Manolo Espaliú, fotógrafo sevillano especializado en la pujante arquitectura contemporánea andaluza, no comparece con ese tipo de trabajo, sino con páginas de un diario de viaje al remoto, misterioso e inquietante Irán.

Italia, país que en un texto sobre la “italoterapia” siempre recomendaba Rubén Darío como antídoto contra las nieblas septentrionales, ha sido destino frecuente de nuestros creadores, gracias a la existencia de nuestra Academia de Bellas Artes de Roma. Así llegó allá el granadino José Guerrero, a mirarse en el espejo de la tradición clásica y de la monumentalidad de la Roma de todos los siglos. La sevillana Claudia Ihrek nos propone una tierna crónica cotidiana parisiense, que trae a la memoria a los grandes de la fotografía humanista francesa, y las películas de Jacques Tati o de Albert Lamorisse, y los colores vintage, también tiernos, del primer Bernard Plossu. Elo Vázquez, natural de Utrera, hoy residente en Barcelona, demuestra que la poesía también puede encontrar su hueco en la red, principal medio por el que difunde su obra, viajera, y de una frescura y un humor muy suyos. Erika Pardo Skoug,

malagueña de padre y sueca de madre, reside hoy en Suecia, país del que nos hablan sus paisajes, pertenecientes a la serie ‘Faluröd’, y que poseen una especial magia metafísica, entre De Chirico y Hopper, todo ello pasado por la melancolía de Septentrión, y por nieves como las de Brueghel. También la granadina Mar Martín vive en el Norte de Europa, en su caso en Berlín. En su ciclo ‘Suche(x)’, visita una central nuclear de la antigua RDA, de clima muy película de espionaje –otra galería de espejos-, para hablarnos de ciencia y tecnología (un mundo que de siempre la ha fascinado), y de guerra fría.

El tema que unifica la selección del sevillano Aitor Lara es la pandemia, contemplada, a lo largo del año pasado, no en la ciudad, sino en las marismas del Guadalquivir, y en sus pueblos. Los mismos parajes lleva años frecuentándolos el onubense Héctor Garrido, hoy residente en La Habana, cuyas visiones aéreas de las marismas, recopiladas en su monumental fotolibro ‘Fractales’, descubrimos todos en los planos iniciales de una película de 2014, ‘La isla mínima’, de Alberto Rodríguez.

Enraizamiento, y capacidad para ahondar en las emociones que produce lo más cercano, son dos características destacadas del trabajo de Antonia Moreno, natural de Arcos de la Frontera, paisaje y paisanaje de los que nos habla su ciclo ‘De donde vienen los dioses’. El título del ciclo sobre el luto femenino de la malagueña y penumbrista Virginia Rota, ‘La pena negra’, tiene algo de lorquiano, por un lado casi Yerma. En cuanto a la cordobesa Lola Guerrera, en sus fotografías, que son de instalaciones propias, ahonda, ella también, en lo más cercano, desde donde da el salto al territorio de lo fantástico y lo surreal.

Etiquetas
stats