CRÓNICA

El aullido poético de Viva Belgrado pone fin a Cosmopoética

Viva Belgrado en Cosmopoética

0

Pocos grupos españoles actuales hay con mayor carga poética que Viva Belgrado. Un grito de Cándido Gálvez, el vocalista de la banda cordobesa de post hardcore, encierra la sensación de desencanto que acecha a toda una generación y, quizá por ello, su elección para poner fin a Cosmopoética ha resultado un acierto.

Porque el festival internacional de la poesía de Córdoba ha cumplido 18 años, una mayoría de edad suficiente como para reclamar su espacio propio en el otoño cultural cordobés. Ya lo tiene desde hace años, pero corren tiempos inciertos y Cosmopoética se ha reivindicado con una edición que se ha cerrado con llenos en todas y cada una de las actividades organizadas en el cuartel general, la Sala Orive. 

Y este año no ha sido por recorte de aforo. La pandemia se ha mirado desde el retrovisor, afortunadamente. El director de Cosmopoética, Antonio Agredano, reconocía este sábado la complejidad de organización que supuso la anterior edición y, en comparación, la alegría que ha supuesto la celebración de la actual Cosmopoética, que arrancó el día 12 y se ha cerrado este sábado 20, dejando ocho días de poesía, música y diálogos con regusto portugués.

“El reencuentro con la ciudad ha sido gozoso, no solo para Cosmopoética y el Ayuntamiento, sino para toda la ciudadanía cordobesa, que tenía ganas de conquistar estos espacios”, decía Agredano, resaltando que, si bien este domingo se ofrecerán los datos de asistencia, lo importante es que “Sala Orive se ha llenado todos los días y ha completado su aforo en todas las lecturas, en todos los conciertos y en todos los cosmodiálogos”.

La prueba han sido las actividades que han puesto fin al festival, que se ha despedido una lluviosa tarde de noviembre con dos pesos pesados de la narrativa contemporánea: el autor nicaragüense Sergio Ramírez, Premio Cervantes 2017 y, actualmente, procesado por el Gobierno de Nicaragua; y el escritor escocés Irvine Welsh, autor de Trainspotting, la novela contracultural que retrató los años 90 en Edimburgo y que fue adaptada al cine por Danny Boyle con éxito planetario.

Ambos autores han charlado en sendos Cosmodiálogos, una sección en la que este año han brillado la joven escritora chilena Paulina Flores y el Premio Nobel nigeriano Wole Soyinka, que ha presentado en Córdoba su primera novela en 50 años. 

Un cuidado equilibrio entre jóvenes promesas y grandes nombres que siempre fue seña de identidad del festival. Al igual que ya lo es también su concierto de despedida. Este sábado, cientos de personas han dicho hasta luego a Cosmopoética en la Sala Orive, cuya seña de identidad es como el verso de Leonard Cohen: Hay una grieta, una grieta en todo. Así es como entra la luz.

Etiquetas
Publicado el
20 de noviembre de 2021 - 22:58 h
stats