Vuelve la lluvia: ¿Será la última del año?

.

Después del temporal de lluvia y viento con el que empezase la semana, la lluvia quiere volver a visitarnos para dar comienzo al fin de semana. Un episodio aún más breve que el anterior, y con bastante menos potencia pero que al menos servirá para volver a dibujar cielos grises y suelos salpicados de charcos durante la tarde del próximo viernes.

La circulación atmosférica en el Atlántico Norte sigue con la misma tónica con la que semanas atrás nos han ido afectando, muy tímidamente, diversas borrascas con entrada desde el norte peninsular. Así, las altas presiones siguen ejerciendo de muro de contención en el entorno islandés, lo que facilita el descuelgue hasta el sur europeo de la profunda borrasca que este otoño anda anclada por el Mar del Norte.

Dicho dibujo atmosférico, como ocurriese el pasado domingo, permite el paso de bajas en una suerte de pasillo que se genera entre el archipiélago de las Azores e Islandia, que alimenta de humedad la borrasca del entorno escandinavo. Y eso, en resumidas cuentas, es lo que va a ocurrir en la jornada de mañana.

Lluvias escasas durante la tarde del viernes

Desde la madrugada del jueves al viernes, el extremo de una vaguada asociada a esa borrasca escandinava, va a cruzar el norte peninsular, trayendo consigo un frente frío que barrerá la Península de norte a sur a lo largo de la jornada. El frente, bastante poco activo, debería afectar a nuestra provincia fundamentalmente en las primeras horas de la tarde, siendo estas más activas e importantes, en la mitad sur provincial.

No cabe esperar activación de avisos, ni por lluvia ni por viento, ya que el paso del frente será breve y de poca intensidad, aunque suficiente para cubrir los cielos y volver a mojar los suelos cordobeses. Nuevo episodio de lluvias, de nuevo escasas, que no servirá para aliviar la situación de la cuenca hidrográfica del Guadalquivir.

Episodio breve y escaso que volverá a hacer bajar las temperaturas, pero que lamentablemente abrirá paso de nuevo a una dinámica anticiclónica sobre la península ibérica. Los modelos de previsión no anticipan nada bueno de cara a lo que restaría del mes, siendo las altas presiones de nuevo las dominantes sobre nuestro territorio, dibujando unas navidades de cielos rasos e importante contraste térmico. Así que aprovechen, no sería raro que las de mañana sean las últimas lluvias del año.

Más información en el Facebook y el Twitter del Colectivo Meteofreak.

Etiquetas
stats