Vuelta a casa por Navidad...con medidas preventivas de cara a los reencuentros familiares

.

Tras un curso marcado por las clases virtuales y la movilidad restringida entre comunidades, los estudiantes cordobeses están ya al final del primer cuatrimestre. Y los que cursan sus estudios en otras provincias andaluzas, comunidades autónomas o incluso países vuelven a casa por Navidad en un año especialmente difícil para todo el mundo. Ante ello, muchos de ellos han tomado precauciones para no poner en peligro la salud de sus familiares.

Ya antes de estas fechas y a pesar de mantener las clases prácticas de manera presencial, gran parte de estos alumnos volvieron a casa tras el cierre de las universidades. Y ahora, con el fin del cuatrimestre, regresan quienes permanecieron fuera de Córdoba.

"En mi casa cenará mi abuela esta Navidad, y al ser factor de riesgo no quiero arriesgarme a tener contacto con mucha gente" cuenta Alejandra Rivas, estudiante de Educación Infantil, a CORDÓPOLIS. "Desde que endurecieron las medidas solo he salido una o dos veces con gente que sé que cumple las normas de seguridad".

La preocupación de estos jóvenes por sus seres queridos es notable, pues muchos de ellos tienen familia que son factor de riesgo alto. "Nosotros normalmente cenamos con mis tíos en las fiestas, pero este año cenaremos mis padres y mi abuela en casa los dos días, por eso he decidido autoconfinarme", revela Amanda, estudiante del grado de Psicología.

"Si tengo que dejar de hacer algo para garantizar su seguridad, eso es lo primero"

Si algo tienen claro estos estudiantes es que "la gente en estas fechas tiene muchísimo más contacto social y creo que eso es aumentar el peligro de contagio por 20". Por eso es importante para ellos extremar las medidas de seguridad. "En esta época intensifico las precauciones porque, aunque cuando vamos a ver a mis abuelas guardamos la distancia y hasta ellas llevan mascarilla, a la hora de comer va a ser complicado tenerla", continúa diciendo Amanda.

También Alberto Ruiz, estudiante de Ingeniería Informática, cuenta cómo ha tenido que reducir al mínimo su vida social, "operaron a mi madre hace unos días, y seguramente vengan mis abuelos a cenar a casa, así que nada de salir".

La pandemia y las restricciones han hecho que los jóvenes sean más empáticos con respecto a sus familiares, "si tengo que dejar de hacer algo para garantizar su seguridad, eso es lo primero", comenta también Adrián Castro, del grado de Ingeniería mecánica.

"De casa al trabajo y del trabajo a casa" 

La incidencia de la pandemia del Covid-19 en las distintas provincias -Granada, Sevilla o Málaga- es seguida de cerca tanto por las familias como por los propios estudiantes que están fuera de casa y ahora regresan.

"Yo trabajo en el sector hostelero en Granada, además de seguir teniendo clases y exámenes. Por eso he decidido no hacer más vida social que salir de casa al trabajo y del trabajo a casa para poder volver a Córdoba y cenar en casa con mi familia" desvela María Cardador, estudiante de Bellas Artes en la Universidad de Granada.

José Luis Delgado, estudiante del grado de Ingeniería Robótica en la Universidad de Sevilla, decidió también autoconfinarse de cara a la vuelta a Córdoba por las fiestas. "Solo salgo un día a la semana para hacer la compra, o si tengo que jugar algún partido de la Federación porque juego al baloncesto", explica.

La Universiad de Sevilla sí que ha mantenido sus clases prácticas presenciales, por lo que también es necesario salir para asistir a ellas. "Igualmente me preocupa más la tasa de contagios en Sevilla que en Córdoba, por eso volveré en mi propio coche y evitando el contacto con la gente", concluye.

Estudiantes Erasmus en la capital cordobesa

Independientemente del cierre perimetral de los municipios codobeses y la capital hasta ahora, también son muchos los estudiantes Erasmus que han podido pasar su año académico en Córdoba capital. Es el caso de Nolwenn, alumna francesa del grado de Estudios Ingleses y que además lleva un mes confinada por contraer el Covid-19.

"He tenido que esperar a superar el virus para poder volver a Francia, allí sí vamos a cenar con todos mis tíos y primos, por eso me he parado a que pase un poco de tiempo y no ser contagiosa" cuenta la joven. "También reconozco que la enfermedad me ha hecho perder las ganas de Navidad, así que cenaré con mis padres y mis hermanos porque no quiero que nadie pase por lo mismo".

Del mismo modo, si la situación sanitaria mejora de cara al año nuevo, los estudiantes Erasmus regresarán a Córdoba para realizar sus exámenes y afrontar el segundo cuatrimestre. "Espero poder volver si las fronteras están abiertas, y también que las clases sean presenciales, porque después de dos meses confinada necesito volver a ver gente", concluye Nolwenn.

"No puedo volver a casa porque mi familia está en cuarentena"

Llegados a este punto surge también la pregunta de qué pasa con aquellos jóvenes que estudian o trabajan en la capital y no pueden volver a sus lugaresa de origen porque su familia está confinada. En unas fechas tan señaladas, tener a la gente cercana infectada por el virus o en cuarentena es algo más habitual de lo que podríamos decir.

"Mi hermano es enfermero y positivo en Cpvid, pero tanto mis padres como yo somos pacientes de riesgo porque, en mi caso, soy asmático" cuenta Antonio Jesús, que actualmente se encuentra haciendo las prácticas de su carrera en la capital.

"Pensamos que lo mejor era que yo pasara las fiestas con mi pareja y cuando mi hermano salga negativo ya decidiremos", indica sobre la solución que finalmente han adoptado dada la situación, en estas atípicas navidades que ya comienzan.

Etiquetas
Publicado el
20 de diciembre de 2020 - 03:04 h