Los vecinos de un cole abandonado proponen convertirlo en equipamiento educativo y de ocio

Antiguo colegio Luciana Centeno.

Los vecinos del entorno del antiguo colegio Luciana Centeno, en el barrio de San Agustín, tienen un proyecto para convertir el edificio en un equipamiento educativo y de ocio para el barrio. Este sábado 9 de junio celebrarán una asamblea para consensuar el proyecto sobre el que llevan trabajando desde hace un año para poder reconvertir el colegio que ahora permanece en desuso.

Se trata de uno de los dos edificios municipales vacíos que el Ayuntamiento identificó como susceptibles de cesión a asociaciones, colectivos o entidades privadas sin ánimo de lucro, después de que el Pleno del Ayuntamiento aprobara en mayo de 2017 la regulación de las cesiones de espacios de titularidad municipal, que forma parte del acuerdo de investidura firmado por PSOE, IU y Ganemos, a raíz del caso del antiguo colegio Rey Heredia, hoy convertido en centro social.

Este sábado, la asociación de vecinos Galea Vetus de San Agustín ha convocado una asamblea, abierta a todo el vecindario, para establecer los usos que debería tener el antiguo colegio Luciana Centeno, una vez que fue desafectado por la Junta de Andalucía y está en manos del Ayuntamiento. Y llevan a la consideración de los vecinos una propuesta ya definida.

Esta propuesta del denominado Proyecto Luciana Centeno que se debatirá ha sido elaborada con las ideas y propuestas que la asociación de vecinos viene trabajando desde hace un año junto a colectivos y asociaciones como la Escuela de Música El Gato, Amigos de la Guitarra Clásica, Asociación La Chichonera o Asociación Líneas de Fuga, entre otros.

En el proyecto -según ha podido conocer este medio- se proponen un conjunto de espacios polivalentes, no lucrativos y para el disfrute y la formación de los vecinos y vecinas del barrio. Así, “la idea es utilizar en exclusiva una de las salas de planta baja como lugar de encuentro de las personas mayores de la zona, al modo de un pequeño Centro de Día, donde puedan verse, charlar, pasar momentos de ocio o descansa.

La otra de las salas de la planta baja se dedicará a una pequeña sala polivalente, a modo

de salón del edificio, donde se realizarán actividades musicales, teatro, reuniones vecinales, de comerciantes, etcétera, proponen los vecinos.

El patio del edificio tendrá ese mismo uso polivalente para las actividades a programar y

como espacio de encuentro de personas mayores y pequeños. En el patio, la pequeña caseta (antigua cocina del colegio) se destinará a los usos de la asociación de vecinos y de

dinamización del patio del edificio.

Actividades educativas

Las restantes aulas del antiguo colegio (cuatro en total actualmente) en las plantas primera y segunda, se prevén que sean destinadas para el desarrollo de las actividades educativas y culturales. Así, la Escuela de Músicos el Gato tendría el uso las aulas de planta primera para el desarrollo de su programa educativo, con el objetivo de crear un centro de formación musical para los más pequeños, contribuyendo a la cultura general de nuestro barrio.

Las aulas de la segunda planta, se utilizarían indistintamente por las asociaciones y

colectivos que participaran con sus actividades en el Proyecto Luciana Centeno y también estarían abiertas, como los espacios polivalentes, a propuestas ciudadanas de uso.

“Todo el proyecto pretende dedicar el centro a un uso no lucrativo, para el desarrollo de

actividades culturales, educativas, ciudadanas, sociales, de promoción de las personas mayores y de la mujer, a través de la ordenación de un espacio vecinal abierto y de dinamización de la población del barrio“, señalan los vecinos.

Etiquetas
stats