Ustea denuncia un “brutal recorte de unidades” en la escuela pública

Alumnos en un colegio de Córdoba | MADERO CUBERO

El sindicato de Enseñanza Ustea, ante el inicio del curso escolar 2018-2019, ha denunciado un “brutal recorte de unidades en la escuela pública”. En una nota y en lo que respecta a la provincia de Córdoba, Ustea explica que, en Córdoba y provincia, “este curso se suprimen en torno a 68 aulas públicas, 10 de Infantil y 58 de Primaria. Por tanto, desde 2011 el total se acerca ya a las 200 unidades públicas que se han esfumado”.

Asimismo, se refiere al distrito centro de la capital “plagado de concertada (casi el 70%)” y señala que esta situación “es también preponderante en el distrito de Fuensanta y en la localidad de Baena”.

En su análisis por el inicio del curso en Andalucía, el sindicato afirma que “el resultado del proceso de escolarización en los últimos años ha sido una constante disminución y supresión de unidades en la red pública (sobre todo en Infantil y Primaria), mientras que la red privada concertada ha ido consolidando y aumentando un porcentaje cada vez mayor en las ciudades grandes y medias del territorio andaluz, no así en el ámbito rural donde la red concertada brilla por su ausencia: no es negocio”, aseveran.

Desde el año 2011, “más de 1.000 (calculamos que dos o tres centenas más) aulas públicas han sido suprimidas en Andalucía. La enseñanza concertada, sin embargo, ha crecido ligeramente en número de aulas, lo cual en un contexto de fuerte descenso de la natalidad es particularmente relevante”.

Así en las capitales de Cádiz, Granada o Málaga la oferta concertada supone ya casi el 60% de la enseñanza obligatoria. En Sevilla capital la oferta concertada prevalece sobre la pública en más de la mitad de sus zonas educativas. En ciudades medias como la Palma del Condado (Huelva), Andújar y Linares (Jaén) o en Antequera (Málaga), la oferta concertada ya iguala o supera ligeramente a la pública.

Según los datos aportados recientemente por la portavoz de Educación de Podemos en el Parlamento andaluz, Libertad Benítez, sustentados en los proporcionados por la propia administración educativa en la Orden de 23 de julio, este curso se inicia con un “nuevo hachazo a la escuela pública andaluza”, ya que el curso escolar 2018/2019 tendrá, en comparación al anterior, 487 líneas menos, de las que 165 unidades corresponden a Educación Infantil y el resto, 322, corresponden a Educación Primaria.

Ustea defiende que “la mejor garantía de calidad e igualdad en la educación es un sistema público” por lo que “podemos deducir que el incremento de la concertada en nuestra región se debe a la falta de información y a políticas favorecedoras de intereses privados”.

Por ello, el sindicato entiende que “la defensa del servicio público educativo es ahora más necesaria que nunca, ante el blindaje sistemático de la educación concertada que vino a reforzar la LOMCE y la escasa voluntad política del gobierno andaluz de frenar el deterioro del servicio educativo público frente al auge incesante de su privatización en las ciudades grandes y medias de Andalucía”.

Etiquetas
stats