Urbanismo suspende el convenio a su plantilla con el voto a favor de Gómez

Pasillo de Presidencia de la Gerencia de Urbanismo. FOTO: MADERO CUBERO
El concejal de UCOR aprueba la propuesta del PP para recortar los salarios a los 160 trabajadores de la plantilla y poder así enjugar el déficit para 2014

Ha sido una sorpresa que nadie esperaba en un consejo rector que ya no dejaba de ser un mero trámite. El líder de la oposición en el Ayuntamiento de Córdoba, exconstructor y exempresario Rafael Gómez Sandokán ha votado a favor de la suspensión de parte del convenio colectivo de los 160 trabajadores de la Gerencia Municipal de Urbanismo. Gómez, que en el pasado tuvo sus más y sus menos con la Gerencia de Urbanismo, sobre todo en la tramitación y ejecución de todas sus promociones en la ciudad, justificó su voto con una frase sobre la necesidad de recortar los salarios a la plantilla de este organismo autónomo para enjugar su déficit.

IU y PSOE votaron en contra. La propuesta iba a salir adelante de todas formas, ya que el PP tiene mayoría absoluta en el consejo rector de la Gerencia. Sin embargo, Rafael Gómez decidió apoyar la propuesta de la Gerencia que llega después de dos semanas de reuniones sin acuerdo con los trabajadores de la Gerencia. Ahora, esta misma tarde, el presidente Luis Martín se volverá a reunir con los sindicatos para pactar los presupuestos del año 2014, que se tendrán que llevar al consejo rector de la próxima semana.

Con lo aprobado por el consejo rector esta misma mañana se suspende el pago de dos de las pagas extraordinarias que percibían estos trabajadores: la del mes de abril y la del mes de octubre. También se eliminan los complementos de productividad. Con estas dos medidas, la Gerencia consigue un ahorro neto de 800.000 euros con respecto al ejercicio anterior. Así, el capítulo de Personal pasará de 8,3 millones de euros a 7,5 millones en el próximo ejercicio.

Una vez que la Junta de Gobierno apruebe este acuerdo se trasladará el expediente otra vez a la Gerencia para que por fin apruebe sus presupuestos de 2014. Esto sucedería la próxima semana y también contra el reloj. La aprobación de las cuentas de la Gerencia es vital para que el Ayuntamiento de Córdoba pueda aprobar sus propios presupuestos para el próximo ejercicio.

Pero las prisas son más importantes porque si el Ayuntamiento no aprueba sus presupuestos antes del 1 de enero de 2014 el Ministerio de Hacienda acabará obligando a que en el Consistorio cordobés se tomen medidas extraordinarias. Para empezar, el Ayuntamiento tendría que prorrogar sus presupuestos y eso conllevaría que no se pudiese disponer de partida alguna para inversiones (el proyecto del Centro de Convenciones está pendiente). También estaría por ver en qué afectaría esta prórroga presupuestaria a la propia Gerencia y a qué obligaría el Ministerio de Hacienda al Ayuntamiento de Córdoba, al que vigila de forma especial por tener en vigor un plan de ajuste municipal.

Etiquetas
stats