UGT denuncia la “precariedad” de los trabajadores del Instituto Provincial de Bienestar Social

Representantes sindicales del Instituto Provincial de Bienestar Social.

Los representantes de los trabajadores del Instituto Provincial de Bienestar Social, dependiente de la Diputación, han denunciado este lunes la “precariedad” que sufren y las repercusiones que esto conlleva en la prestación del servicio en la provincia.

Desde el comité de empresa, representantes de UGT han denunciado que, en el Instituto Provincial de Bienestar Social “no se cubren las bajas temporales de los trabajadores, con el deterioro del servicio que ello conlleva y la sobrecarga de trabajo” para los empleados, en palabras del presidente del comité de empresa, Daniel Gómez.

El sindicato apunta que el 66% del total de la plantilla compuesta por 170 trabajadores cubren puestos sin consolidar, con más de 60 trabajadores indefinidos no fijos. Asimismo, critican que en varios puntos de la provincia, los equipos de tratamiento familiar se encuentran sobrecargados de trabajo al no tener cubiertas las bajas. De igual modo, señalan que la Oferta Pública de Empleo desde 2006 no cubre las plazas de interinos en este instituto provincial, mientras que la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) del organismo debe actualizarse cada año según el convenio, aunque la última data del año 2012.

Los representantes de los trabajadores denuncian también que “no existe reglamento de movilidad” para los empleados del Instituto Provincial de Bienestar Social, por lo que “la empresa mueve arbitrariamente a los trabajadores” de sus destinos y puestos.

Por todo ello, los representantes de los trabajadores denuncian el incumplimiento del convenio y ponen el foco en la sobrecarga de trabajo con la demanda de la Ley de Dependencia o la Renta Mínima de Inserción Social, así como en los equipos de tratamiento familiar. “La carga de trabajo ha aumentado exponencialmente desde 2007”, se quejan, mientras piden una valoración de puestos de trabajo y trabajadores, acorde con las necesidades.

Respuesta del gobierno de la Diputación

En respuesta a esta denuncia, la presidenta del Instituto Provincial de Bienestar Social, Felisa Cañete, ha afirmado este lunes que dicho organismo, dependiente de la Diputación de Córdoba, “siempre ha manifestado voluntad de negociación y de acuerdo” con los representantes de los trabajadores a lo largo del presente mandato.

Cañete ha asegurado que lo cierto es que, para buscar el acuerdo con los trabajadores del IPBS, la dirección del mismo ha “celebrado numerosas reuniones, en las que se han propuesto al comité de empresa muchos asuntos”.

Entre otras cuestiones, según ha precisado la presidenta del IPBS, se le ha planteado al comité de empresa “la negociación de un nuevo convenio colectivo, ya que el que está en vigor data de 2008, o la elaboración de una nueva Relación de Puestos de Trabajo (RPT) y una valoración de puestos de trabajo”.

Para ello, según ha destacado Felisa Cañete, “la empresa le propuso al comité que fuese el propio sindicato, UGT, que es el que está representado en el comité, el que se encargase de realizar este estudio y la empresa lo estudiaría y lo asumiría sin ningún tipo de problema”.

Por último, la presidenta del IPBS ha indicado que también, “entre otras muchas cuestiones”, se ha propuesto al comité de empresa “la consolidación de los puestos de trabajo”, ya que “son numerosos los trabajadores que no son fijos del IPBS, acogiéndonos a lo que la Ley permite y que se puede hacer hasta el año 2020”.

Etiquetas
stats