UGT denuncia el “desmantelamiento” del Centro de Transfusiones Sanguíneas

Personas donando sangre | MADERO CUBERO
El sindicato teme que el centro pase del SAS a manos de un patronato y se vean afectados tanto los trabajadores como el propio servicio

La Federación de Servicios Públicos de UGT ha alertado de la situación por la que pasa el Centro Regional de Transfusiones Sanguíneas de Córdoba, donde el sindicato ve un “desmantelamiento” que afecta tanto a los trabajadores como al servicio. Según UGT, esta misma semana se ha desmantelado uno de los laboratorios del centro en lo que, en su opinión, forma parte de una “remodelación iniciada por la Consejería de Salud y que va a dar al traste con el prestigio, la calidad, el empleo y los servicios que sostiene este centro desde hace 25 años”.

El sindicato critica la estructura que se pretende crear a nivel regional bajo la denominación de Biobancos, para cuyo desarrollo la Junta de Andalucía ha elaborado un decreto en contra del cual se han manifestado el 100% de los sindicatos y que podría afectar al Centro Regional de Transfusiones Sanguíneas: “Nos tememos que el centro deje de depender del Servicio Andaluz de Salud (SAS) y pase a manos de un patronato”, señala la secretaria del sector de Salud y Servicios Sociosanitarios públicos de UGT, Lola Hidalgo.

En ese sentido, piden que la Junta de Andalucía retire el decreto que desarrolla la orden de los Biobancos y que el centro cordobés siga dependiendo del Servicio Andaluz de Salud (SAS). Los trabajadores defienden que éste es un centro “de referencia en Andalucía, ejemplo de eficiencia y eficacia” y que resulta “económicamente rentable”, además de prestar sus servicios a los hospitales públicos de Córdoba capital, de la provincia como el de Los Pedroches o Cabra, de centros privados como Cruz Roja y San Juan de Dios y, en ocasiones, servir sangre hasta Cádiz y Jaén. “Si este centro no se mantiene tal y como está, ¿quién asegura que se van a poder cubrir esas necesidades de sangre?”, preguntan.

UGT ha denunciado asimismo el estado de la flota de los vehículos que realizan los viajes a la provincia para realizar extracciones sanguíneas, que sufren un “deterioro” que “nos tememos forme parte del desmantelamiento del servicio de este centro”. Y han alertado, asimismo, de la situación de los 45 trabajadores del centro: por un lado, la reubicación obligada de los que pertenecían al laboratorio desmantelado, por otro lado, quienes tienen un contrato temporal con fecha final “no saben qué pasará después si el centro se va desmantelando” y, finalmente, si el decreto de los Biobancos les afecta, éste alude a la “movilidad” del personal para trabajar en cualquier otro punto geográfico, según denuncia el sindicato.

Asimismo, critican que la estructura de los Biobancos “se está realizando sin contar con los trabajadores, con la oposición de todos los sindicatos y no aseguran la cartera de servicios” del Centro Regional de Transfusiones Sanguíneas de Córdoba, donde “se están reubicando a trabajadores sin negociar, no se informa ni a los empleados ni a los sindicatos ni a las asociaciones de donantes y existe una total incertidumbre sobre el futuro del centro cordobés”.

Etiquetas
stats