Una madre soltera de trillizos consigue que una jueza le conceda también el permiso de paternidad

Mano de un bebé.

Una madre de trillizos y soltera acaba de conseguir que una jueza le reconozca que tiene derecho a disfrutar del permiso de paternidad. Según consta en el fallo judicial, firmado por la jueza titular del Juzgado de lo Social número uno de Córdoba, el Instituto Nacional de la Seguridad Social ha sido condenado a compensar a esta mujer después de negarle la baja por paternidad que había solicitado.

La mujer fue madre de dos niños y una niña el 12 de julio del 2021, constituyendo una familia monoparental. La madre sí que obtuvo el correspondiente permiso de maternidad, entre julio y noviembre. El 11 de enero de 2022, la madre presentó una reclamación previa ante el Instituto Nacional de la Seguridad Social solicitando también el disfrute de las 16 semanas de permiso de paternidad para poder seguir cuidando a los trillizos. Pero recibió una respuesta negativa. Ante ello, optó por acudir a los tribunales y ha sido defendida por la abogada cordobesa Natalia Guisado Dublino.

La sentencia ha llegado de manera rápida, teniendo en cuenta la situación de la mujer, una madre sola con tres hijos a su cargo. En España, la jurisdicción está pendiente de una resolución definitiva del Tribunal Supremo. Pero mientras tanto, comienzan a llegar con cuenta gotas resoluciones judiciales que reconocen a madres titulares de familias monoparentales el derecho a disfrutar también de la baja por paternidad.

En el caso cordobés, la jueza alega un extenso marco legal y jurisprudencial en el que cita desde el Estatuto de los Trabajadores, la Constitución, sentencias previas del Supremo y del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco hasta la aplicación de la Convención sobre los Derechos del Niño.

En una extensa exposición, la magistrada concluye por ejemplo que según el Estatuto de los Trabajadores, en el caso de que una madre fallezca, el permiso de paternidad puede ser disfrutado de manera excepcional por un padre.

Un periodo que no puede ser “mermado”

“No puede obviarse que la finalidad del permiso de maternidad y cuidado del menor es otorgar a los progenitores la posibilidad de cuidar completamente al menor durante sus primeras semanas de vida. Por tanto, el tiempo de cuidado que el menor tiene garantizado por ley no puede verse mermado por el hecho de ser una familia monoparental”, argumenta la magistrada, que señala que en una familia con dos padres el tiempo se complementa. “En el caso de una familia monoparental nos encontramos ante un supuesto también excepcional”, detalla la jueza.

Además, “se da la circunstancia adicional de que la mayoría de las familias monoparentales tienen a una mujer como figura progenitora”, agrega la jueza. “Concurre, por tanto, el hecho notorio de que supuestos como el presente en que se solicita la ampliación de la prestación por nacimiento y cuidado del menor en una familia monoparental van a ser reclamados siempre por más mujeres que por hombres”, concluye.

Etiquetas
stats