A juicio este miércoles el exalcalde de Algallarín acusado de malversación y prevaricación

Ciudad de la Justicia de Córdoba | MADERO CUBERO

La Sección Tercera de la Audiencia de Córdoba prevé acoger este miércoles y jueves el juicio al exalcalde socialista de la Entidad Local Autónoma (ELA) de Algallarín Juan Molina Sánchez entre 1999 y 2011 y su tesorero F.A.P., que estuvo en el cargo entre 2007 y 2011, por la supuesta comisión de delitos de prevaricación y malversación de caudales públicos por los que se enfrentan a sendas penas de cinco años y medio de cárcel y 18 años y medio de inhabilitación para empleo o cargo público.

Así lo han confirmado a Europa Press fuentes judiciales, que detallan que los cargos están presuntamente relacionados con el uso fraudulento de una tarjeta de crédito a nombre del regidor con cargo al Ayuntamiento, al pago de 'voluntarios' sin quedar acreditado que ejercieran labores reales y el cargo a las arcas municipales de conciertos y actos del PSOE, entre otros pagos “sin control ni justificación”.

La Fiscalía considera en su calificación que el exalcalde en el período que tuvieron lugar los hechos ostentaba las atribuciones previstas para su cargo de “ordenador de gastos y pagos de su Corporación”. Mientras, el acusado F.A.P., en su condición de tesorero de la ELA, tenía las funciones de “manejo, realización de pagos, cobros y organización de la entidad”.

Según el Ministerio Público, los procesados --el alcalde desde 2006 y el tesorero desde 2007 hasta prácticamente un día antes de que fueron relevados por el nuevo equipo municipal el 11 de junio de 2011-- “dejaron de seguir el procedimiento legal en las administraciones públicas para la ejecución de los gastos, no existiendo correlación entre los presupuestos de gastos y los realmente ejecutados, llevando a cabo gastos sin consignación presupuestaria y sin acuerdos municipales, incumpliendo la obligatoriedad de firma de los tres claveros para la autorización de pagos --alcalde, tesorero e interventor-- y dejando de justificar salidas de fondos municipales”.

Entre algunas operaciones, la Fiscalía recoge cómo el exalcalde supuestamente percibió mediante ingreso en la cuenta del Consistorio 1.071.419,40 euros de la venta de una finca en camino del Soto, siendo el importe real 1.080.000 euros, de acuerdo con el expediente de enajenación, sin que conste apunte contable o ingreso en cuenta bancaria de titularidad pública que justifique el destino dado a los 8.580,60 euros que suponen de diferencia.

Además, el 25 de mayo de 2007 se llevó a cabo un mitin electoral de la Agrupación Local del PSOE con un espectáculo musical a cargo de un grupo al que el exregidor presuntamente entregó un cheque de 6.960 euros a cargo de la cuenta municipal, mientras que la factura presentada iba dirigida a la Agrupación Local PSOE.

Asimismo, los acusados, “actuando concertadamente y con vulneración de sus obligaciones” desde enero de 2007 hasta noviembre de 2009 autorizaron el libramiento, a cargo de la cuenta municipal, de hasta 176 cheques bancarios sin consignar documentalmente el objeto, la justificación o el destinatario del pago, con el consecuente daño al Consistorio.

En esta causa, la Sección de Enjuiciamiento del Tribunal de Cuentas estimó el daño a Algallarín en 81.240,87 euros, declarando responsables directos solidarios a los dos procesados.

Etiquetas
stats