La diseñadora Juana Martín volverá al juzgado en abril por el caso Invercaria

Juana Martín en los exteriores de la Audiencia

La Audiencia de Sevilla celebrará entre el 26 de abril y el 19 de mayo el juicio contra la diseñadora cordobesa Juana Martín, para la que la Fiscalía Anticorrupción pide una condena de ocho años de prisión por delitos de malversación, en relación con las ayudas de 850.000 euros que recibió su empresa por parte de Invercaria y que no habrían sido devueltos.

Juana Martín al juez: “Invercaria me engañó”

Juana Martín al juez: “Invercaria me engañó”

Según adelanta Diario de Sevilla y confirman fuentes judiciales, se trata de la segunda causa que llega a juicio por las irregularidades vinculadas a las ayudas concedidas por la sociedad andaluza de capital riesgo. Junto a Martín, se sentarán el banquillo tres exdirectivos de Invercaria, el ex presidente Tomás Pérez-Sauquillo (ya condenado en el anterior juicio), Cristóbal Cantos y Antonio Nieto.

El juicio a la diseñadora cordobesa estará presidido por el magistrado de la Sección Primera Juan Antonio Calle Peña, que en su día enjuició la pieza política de los ERE. Se trata del segundo juicio que afronta la diseñadora por estos hechos, de los que ya ha quedado absuelta en una ocasión.

En 2018, la Sección Segunda de la Audiencia de Córdoba confirmó la sentencia del Juzgado de lo Penal número 2 que absolvía a Martín, al igual que a su padre y a su hermano, y también a las sociedades Juana Martín Andalucía SL y Juana Martín Diseño SL, del delito de alzamiento de bienes.

Segundo juicio por estos hechos

En aquel juicio, la diseñadora declaró ante el juez que la sociedad de capital riesgo de la Junta de Andalucía la "engañó" al acordar una solución para el pago de deudas de la entidad Juana Martín Andalucía, a lo que añadió que en 2013 hizo pública una deuda de unos 168.000 euros, "aconsejada por los gestores", pero no con la finalidad de que no le embargasen una finca de su propiedad.

Así, afirmó que en la sociedad Juana Martín Andalucía ella se dedicaba a "diseñar", mientras que "la empresa era tutelada" por Invercaria, entre otras personas por el expresidente Tomás Pérez-Sauquillo, mientras que ella sí se encargaba de la sociedad Juana Martín Diseño, en la que "no había consejo de administración", sino que era "una empresa familiar". Pero ambas sociedades estaban "completamente divididas", según su declaración.

Tras ello, relató que la primera entidad "empezó a tener déficit" y la segunda "pagó deudas", con el fin de que "no muriera", asegurando Juana Martín entonces que ello le dio "la vida prácticamente" a la primera sociedad, y eso después de que Invercaria se marchase del consejo de administración, según afirmó.

Al respecto, señaló que ella realizó toda la gestión "legalmente", añadiendo que "incluso la mala gestión de Invercaria" es lo que estaba "pagando y todas las deudas", remarcando que no se había inventado la deuda publicada y que quería pagar, pero que la "engañaron" desde Invercaria al decirle en una reunión que se fuera "tranquila, porque iban a buscar una solución de opción de pago".

Etiquetas
Publicado el
1 de febrero de 2021 - 12:03 h
stats