Condenado un vecino de Peñarroya por agredir a cuatro guardias civiles

Peñarroya

Los servicios jurídicos de AUGC han asesorado y representado a tres guardias civiles destinados en los Puestos de Villanueva del Rey, Peñarroya y Belmez, obteniendo una sentencia del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Peñarroya-Pueblonuevo mediante la que se condena a un vecino de dicha localidad como autor de un delito de atentado, cuatro delitos leves de lesiones, y un delito de negativa a someterse a las pruebas de alcoholemia, por los que se le imponen penas que suman ocho meses de prisión, así como a indemnizar a los agentes por las lesiones sufridas.

Según se describe en la sentencia, los hechos tuvieron lugar el pasado 16 de septiembre, cuando dos guardias civiles interceptaron un vehículo que circulaba en sentido contrario por una calle de Villanueva del Rey, conducido por un individuo que poco antes había estado alterando el orden e insultando a las personas que se encontraban en un bar de la localidad, donde había consumido bebidas alcohólicas antes de conducir.

Cuando estaba siendo identificado, le arrebató a uno de los agentes el equipo portátil de transmisiones mediante un manotazo y comenzó a darle puñetazos, cogiéndolo del cuello hasta que pudo ser auxiliado por su compañero, y mientras era reducido siguió dando patadas y puñetazos a ambos agentes, rompiendo además las gafas graduadas de uno de ellos. Hasta dicha localidad se tuvieron que trasladar en apoyo dos patrullas de Peñarroya y Belmez, y cuando estaba siendo trasladado a las dependencias del Puesto de Villanueva del Rey, mientras les insultaba y amenazaba de muerte, propinó patadas al asiento de uno de los agentes en el vehículo policial, y cuando detuvieron la marcha para poder reducirlo nuevamente le dio una patada en la cara a otro de los guardias civiles. Mientras se encontraba detenido en las dependencias de la Guardia Civil, volvió a lanzar varias patadas contra los agentes, alcanzando a uno de ellos.

Como consecuencia de las reiteradas agresiones, cuatro de los guardias civiles actuantes sufrieron diferentes lesiones y daños en efectos personales, por las cuales el juzgado ha condenado al agresor a indemnizarles con cuantías que suman más de 1.000 euros.

El abogado Álvaro Moreno, que ha asistido a los agentes, ha declarado que “estos hechos y otros similares que se producen habitualmente corroboran lo que AUGC lleva años denunciando, que existe una tendencia al alza en las agresiones contra guardias civiles en la provincia de Córdoba y a nivel nacional, por lo que nuestro bufete seguirá colaborando activamente para defender los intereses de los agentes en situaciones como esta”.

“Recientemente los datos oficiales han revelado que los guardias civiles sufrieron nada menos que 154 agresiones en los tres primeros meses de este año, a pesar de lo cual el servicio de prevención de la Guardia Civil solo investigó siete de esos ataques. AUGC lleva años reclamando no solo que se agraven las penas por este tipo de delitos y se refuerce la protección jurídica, sino que además se dote a los agentes del suficiente material de defensa y protección, porque actualmente no disponen de chalecos balísticos para un uso individualizado, ni de pistolas táser, entre otras carencias. La situación en la calle evoluciona continuamente a peor y los agentes se convierten en blanco de los delincuentes, que saben lo barato que les sale agredirles, con penas irrisorias e indemnizaciones que en la mayoría de los casos no se pagan al declararse insolventes los agresores”, concluye el comunicado de AUGC.

Etiquetas
stats