Tres escenarios para resolver de una vez por todas la cesión de El Arcángel al Córdoba CF

Vista aérea del estadio El Arcángel | TONI BLANCO

El Estadio Municipal de El Arcángel es, de facto, la mayor inversión que ha hecho el Ayuntamiento de Córdoba en un inmueble concreto en toda su historia. Lo ha construido dos veces, una en los años noventa y otra en el cambio de siglo. Y no lo ha acabado. Pero el Estadio tiene uso. Cada dos fines de semana, el Córdoba Club de Fútbol juega un partido. El filial lo usa a veces, el club tiene sus oficinas en el Fondo Norte y el Ayuntamiento otras dependencias en la Preferencia. Pero pese a todos estos antecedentes, el Estadio está en un limbo jurídico desde el principio de los tiempos. Ahora, tras varios informes internos, tanto al Ayuntamiento como al propio club le urge resolver de una vez por todas la cesión de este espacio deportivo. Por seguridad, pero también por legalidad.

El Ayuntamiento y el Córdoba CF barajan hasta tres escenarios para resolver de una vez por todas la cesión del estadio. En ninguna de las tres se baraja algo que entusiasmó en su día al anterior presidente, Carlos González: que el Ayuntamiento le vendiese El Arcángel. El Ayuntamiento es y será el titular del estadio, y de todas las oficinas y espacios anexos al mismo.

El primer escenario que se baraja es el que más le gusta al club, pero no acaba de convencer al Ayuntamiento. En las diversas reuniones que se han celebrado ya entre el club y el Consistorio se ha puesto sobre la mesa una adjudicación directa del bien a favor del Córdoba Club de Fútbol, pero provisional. Esto es, básicamente, lo que el Ayuntamiento ha venido haciendo con diversos clubes deportivos de la ciudad, que han gestionado así las instalaciones municipales. Pero esta opción se topa con la nueva normativa y con lo que le ha ocurrido al Imdeco con estos clubes. La ley establece que la adjudicación no puede ser directa, sino en régimen de libre concurrencia. Y que el futuro gestor del bien debe pagar un canon, una cuestión más que espinosa para el club.

Para este escenario se han visto otros modelos en España. Uno de ellos ha sido la reciente cesión del estadio de El Molinón al Sporting de Gijón. Este estadio también es de titularidad municipal y el Sporting lo explotaba con un estado de inseguridad jurídica similar al de El Arcángel. Sin embargo, el protocolo seguido en Asturias no es visto por buenos ojos en Córdoba, donde se considera que es imposible de implantar.

El segundo escenario pasa por una cesión tanto de la parcela deportiva como del espacio de Preferencia en el que se va a construir un hotel. Esta opción también es vista con buenos ojos desde la entidad blanquiverde e incluso por el propio Ayuntamiento. La explotación del hotel permitiría que el club tuviese más ingresos.

El tercero sería una cesión exclusiva de la zona deportiva de El Arcángel y que el Ayuntamiento iniciase, por su cuenta, otro expediente para la explotación del hotel y toda la zona comercial del estadio. Esta es la opción que menos convence al club. Pero es muy similar a la que se va a hacer en San Eulogio, donde el Ayuntamiento explotará la zona deportiva y un tercero el espacio comercial anexo que se construya. Pero esta opción se enfrenta a otro problema: a día de hoy El Arcángel es una única unidad ante el Catastro. Es decir, no se puede segregar y por tanto no se puede ceder por partes. Pero sí que se puede firmar un protocolo de intenciones, previo al convenio, de que se va a hacer, y que daría seguridad jurídica.

La adjudicación en los dos casos anteriores no sería directa, sino en régimen de libre concurrencia. En cualquier caso, es prácticamente imposible que a este concurso que el Ayuntamiento debería abrir con todas las garantías y transparencia pudiese presentarse una segunda entidad. Córdoba no tiene otro equipo de fútbol con capacidad para gestionar un estadio de esas dimensiones y el club sí que tendría, además, contactos para la construcción y explotación de un futuro hotel. No se trataría estrictamente de un pliego a medida aunque se le pareciese mucho.

Pero tanto el Ayuntamiento como el club se enfrentan a un problema jurídico no menor. Técnicamente, El Arcángel es una zona en obras. El Fondo Sur del estadio se acabó de construir en 2011. Antes se construyeron Preferencia y Fondo Norte, donde el Ayuntamiento le cedió al Córdoba Club de Fútbol sus oficinas. Allí están las taquillas y la entrada a un aparcamiento. La obra debía haber continuado con la Tribuna, pero el alto coste de su reforma, valorada en más de 20 millones de euros, y el estallido de la crisis frenó al Ayuntamiento. La obra, por tanto, no está acabada. Y los permisos de ocupación que hay en todo el estadio son provisionales, tanto los principales (al Córdoba CF) como los secundarios (hay oficinas municipales, pero también la sede de Comercio Córdoba o últimamente un espacio para una asociación cordobesista).

La negociación sigue abierta y las partes están dispuestas a llegar a donde haga falta con tal de resolver una situación que podría provocar grandes quebraderos de cabeza en caso de torcerse. El Ayuntamiento ya tiene en su poder informes jurídicos que le instan a desbloquear la situación de una vez por todas.

Etiquetas
stats