El tráfico de drogas se dispara en Córdoba

Imagen de archivo de una redada en Las Palmeras.

No es la historia de un gran narco. Tampoco el relato sobre cártel alguno. Lo cierto es que se trata de una narración mucho más sencilla, pero no menos compleja. Porque esta actividad criminal no requiere a veces de grandes organizaciones ni personas de relumbrón. El ejemplo se encuentra en Córdoba, donde crece de manera exponencial el tráfico de drogas según los últimos datos conocidos. De hecho, la provincia registra el mayor incremento de infracciones penales de este tipo en Andalucía al comienzo del presente año. La subida en el primer trimestre de 2019 respecto de 2018 es del 75,9% y es no sólo la más acentuada de la comunidad sino también la sexta más pronunciada a nivel nacional. Una realidad ésta que viene de la mano, como es lógico, de un importante repunte en este tipo de delitos en el conjunto de la capital y el resto de municipios.

En efecto, el tráfico de drogas se dispara en Córdoba. Lo hace más que en cualquier otra provincia andaluza entre enero y marzo, un hecho éste reflejado en el Balance de Criminalidad del primer trimestre de 2019, publicado recientemente por el Ministerio del Interior. La revisión exhaustiva del informe permite comprobar el notorio aumento de infracciones penales no sólo en plano único sino a otros niveles. Uno de estos es el autonómico, con una comparativa que para nada resulta positiva. El 75,9% de ascenso en los delitos de esta índole está muy por encima del segundo dato de incremento en la región. Éste es el sufrido por Jaén, donde el tráfico de drogas se ha elevado un 30,8% en el período analizado. La diferencia es nada más y nada menos que de un 45,1% entre ambas. Otro apunte: en la región sólo disminuye la actividad en este caso en Huelva, donde ha caído un 17,1%.

Como contrapunto al hecho mencionado, con las otras cinco provincias restantes con subidas de menos del 20%, el número de infracciones penales de Córdoba supone tan sólo un 5,3% del total andaluz. Son 51 entre las 965 de la región. Pero no es suficiente para rebajar la negatividad de la estadística, que también lo es en el plano nacional. La provincia protagoniza el sexto mayor incremento en España. El más señalado del país es el anotado en Segovia, donde el tráfico de drogas crece un 300% en el primer trimestre de 2019 respecto de 2018. Es necesario indicar en este sentido que el número de delitos es mucho más bajo que el estableció en Córdoba, con sólo ocho. Asturias (140%), Orense (83,3%), Álava (81,3%) y Navarra (76,9%) son otros cuatro de los cinco territorios donde más se eleva esta actividad criminal. En todos los casos, la cifra de infracciones es menor que la cordobesa.

El sexto peor dato trimestral desde 2011

Dejado atrás el análisis a nivel global, el Balance de Criminalidad de los tres primeros meses de 2019 invita a realizar otro particular. Éste es el que concede el Ministerio del Interior con el archivo público en su web desde 2012. La revisión de los documentos ofrece la oportunidad de saber que Córdoba ha cerrado el período comprendido entre enero y marzo con el sexto peor dato trimestral desde 2011 en cuanto al número de infracciones penales. El techo lo tiene la provincia en las 74 que acumuló entre julio y septiembre de 2013. Entonces, tuvo lugar el primer incremento interanual que aparece reflejado en los informes que son resultado de la labor de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad. La anterior cifra más elevada se produjo entre abril y junio de 2018 con un total de 57 delitos.

Por si fuera poco, el tráfico de drogas se dispara en lo que se refiere a la estadística de comienzos de año. Dicho de otra forma, las 51 infracciones penales anotadas hasta marzo dan forma a la cifra más elevada en un primer trimestre esta década. En este sentido, el dato fluctúa entre 26 y 35 (mínimo y máximo) a excepción de un repunte sufrido entre enero y marzo de 2014. Entonces el primer balance interanual se cerró con 45 delitos, aún bastante por debajo del establecido en esta ocasión. Tanto 2017 como 2018 arrancaron con 29. A todos estos apuntes es posible añadir alguno más, como el que habla de que el actual incremento del 75,9% es el segundo más alto desde 2011. El pico está en el 82,7% registrado en el período entre abril y junio de 2014. Cabe reseñar que a partir del primer trimestre las variaciones se realizan con los acumulados: se pasó de 52 en 2013 a 95.

Etiquetas
stats