El tiempo en Córdoba: tregua en el cielo tras un lunes gris

Un hombre, con su perro en un parque de Córdoba | MADERO CUBERO

Con una neblinosa lluvia que acumulaba durante la mañana 1.5 mm y 22.3 °C de máxima despedía Córdoba una semana con sabor a invierno, que ya en sus últimas horas vestía sus valores en las medias propias del mes en Córdoba. Un registro más propio de otoño y de noviembre, que va a tener continuidad en la semana que comienza. Semana que aún con inicio inestable por el paso tangencial de un frente en descomposición, va a estar marcada más por la estabilidad y temperaturas en la agradable veintena, que por la compañía del paraguas y el abrigo.

Bloqueo anticiclónico sobre Europa

El anticiclón de las Azores sigue en horas bajas y parece que haya trasladado su fuerza al interior europeo. Las altas presiones llevan semanas dominando las regiones orientales del noreste de Europa, ejerciendo de potente bloqueo a la entrada de borrascas, un bloqueo que ha beneficiado a la península Ibérica y que ahora quiere dejar de hacerlo. En los próximos días, el anticiclón europeo va a desplazarse hacia el entorno de las Islas Británicas y la península Escandinava, ganando además en extensión y potencia.

Una transición y fortalecimiento que se va a dejar notar también en la península Ibérica, ejerciendo de muro a la entrada de borrascas atlánticas, y trasladando su deriva hasta el archipiélago canario. Una situación atmosférica que deja a la Península bajo una influencia parcialmente anticiclónica. ¿Consecuencias? Una semana marcada por la estabilidad y con nubosidad de evolución asociada a las bajas que existan en el entorno peninsular.

Mañana gris de lunes y vuelta a lo seco

En Córdoba, aunque el lunes quiere amanecer aún pisando charcos, por la lluvia asociada a un sistema frontal en descomposición, sus efectos sobre la provincia serán débiles y dejarán paso rápidamente a la que será la tónica dominante durante el resto de la semana, tiempo nuboso y temperaturas en la apacible franja de los 20 grados. Un escenario de sol y nubes que se hará especialmente palpable a partir del martes, y que solo verá cambiar el paso según medie la semana.

La proximidad al cabo de San Vicente de una DANA podría generar nubosidad de evolución y alguna lluvia dispersa entre el miércoles y el jueves. Una mínima posibilidad de tener algo de movimiento en la provincia durante la semana, dependiente como el resto de la Península de la evolución que las altas presiones sobre Europa tengan de cara a la próxima semana. La que toca, de momento, quiere pasar sin pena ni gloria y sin llamar mucho la atención, quizás un respiro antes del incesante diluvio, o todo lo contrario. Está por ver.

Puede seguir al tanto del tiempo y el clima en el Facebook y el Twitter de Colectivo Meteofreak.

Etiquetas
stats