Suspendido el juicio de la pelea en la Feria tras una denuncia contra los testigos de la acusación

Ciudad de la Justicia | ÁLEX GALLEGOS

El Juzgado de lo Penal número 2 de Córdoba ha suspendido por tercera vez el juicio contra cuatro acusados de un delito leve de lesiones tras protagonizar una pelea el 20 de mayo durante la pasada Feria. Durante los hechos, y según los dos testigos que presenciaron los hechos -y que forman parte de la acusación particular- los acusados, que eran vigilantes de seguridad de la caseta, propinaron una "paliza" a un joven camerunés.

La suspensión ha venido motivada porque uno de los acusados le ha notificado a su abogado, minutos antes de entrar a la vista, que los dos testigos de la acusación fueron quienes le propinaron sendas patadas por detrás durante el transcurso de la pelea. Este hecho ha llevado al juez a cambiar la posición procesal de los testigos, que han pasado ahora a ser acusados de otro delito leve de lesiones.

Tanto los abogados de las defensas como la fiscal han solicitado la suspensión del juicio tras tener conocimiento de estos hechos. Sin embargo, la abogada del joven se ha opuesto a dicha suspensión ya que, según ha expuesto en sala, "los acusados han visto a los testigos hasta en tres ocasiones y nunca antes el denunciado había comunicado que ellos habían sido los autores de dichas patadas". El denunciado ha argumentado que "no lo había dicho antes ya que en el segunda vista" -que tuvo lugar el 4 de abril- "no estaba presente" su letrado.

Según el testimonio de los dos testigos, el pasado 30 de mayo, alrededor de las 4:00, pudieron ver cómo se formaba "un tumulto" junto a una caseta de la Feria y vieron que "cinco vigilantes de seguridad -aunque en el juicio sólo se han presentado cuatro- golpeaban con porras y daban patadas a un hombre de piel negra que estaba en el suelo". Al tiempo, agentes de la Policía Nacional se personaron en el lugar, donde según los testigos se arremolinaban "unas 50 personas" y concluyó "la paliza".

En ese momento, varios testigos contaron entonces a la Policía lo que habían visto y pidieron que tomaran sus datos para ofrecer su testimonio como testigos en las instancias necesarias, como ahora en el juicio por estos hechos.

Etiquetas
stats