Galgos del Sur denuncia que 200 perros de caza "malviven en condiciones deplorables" en unas perreras de Córdoba

Perreras denunciadas por Galgos del Sur

La Asociación Protectora de Animales Galgos del Sur ha denunciado ante el Ayuntamiento de Córdoba, la Junta de Andalucía y el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil las "terribles condiciones en las que malviven unos 200 perros de caza en un asentamiento de perreras insalubres dentro del término municipal de Córdoba", según ha informado el colectivo a través de una nota de prensa.

Las perreras se encuentran al final del Camino de Carbonell, junto al río Guadalquivir, y "se componen de construcciones rudimentarias, en su mayoría chabolas y zulos, que son propiedad de cazadores que tienen allí viviendo a sus perros en condiciones insalubres, en su mayoría podencos, galgos, alanos, bretones y bracos", aseguran en el comunicado.

Video denuncia.mp4 from Galgos del Sur on Vimeo.

"Muchos de ellos están atados con cadenas permanentemente, en interiores sin ventilación, sin apenas poder moverse y sin ver la luz del sol, incluso sin acceso a agua ni comida. Sufriendo el calor de los techos de chapa en pleno verano y rodeados de heces, orines y objetos cortantes. Algunos perros presentan evidentes signos externos de sufrir enfermedades de la piel o leishmaniosis", relatan.

"El olor a heces y orines es insoportable, haciendo el ambiente irrespirable. A simple vista se aprecian perros enfermos, heridos e incluso cojos que no reciben atención veterinaria. Con cubos de agua vacíos y mendrugos de pan en el suelo como único alimento", exponen.

El cofundador de Galgos del Sur, Javier Luna, denuncia que “es de una extrema crueldad que muchos animales estén encadenados y no puedan ver la luz del sol en todo el día, soportando las altas temperaturas de Córdoba de más de 40 grados en pleno verano, con unos techos de chapa que llegan a convertir a muchas de estas perreras improvisadas en auténticos hornos".

Luna acusa al Ayuntamiento de Córdoba de no haber hecho nada durante décadas para clausurar estas perreras insalubres e irregulares, "permitiendo el maltrato y la crueldad hacia los animales en la ciudad andaluza".

"Este Ayuntamiento ya aprobó una moción para declarar la Montería y la Rehala como Bien de Interés Cultural de Andalucía, estando al servicio del ‘lobby’ de la caza y no mostrando ningún tipo de sensibilidad a la situación de maltrato que sufren los perros de caza”, añade.

Por último, Luna asegura que “es una auténtica vergüenza que una ciudad como Córdoba, cuatro veces Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, permita el maltrato animal en su término municipal”.

Etiquetas
Publicado el
29 de julio de 2021 - 12:14 h