Sol y nubes se alternarán en una semana sin atisbo de lluvia

El

Febrero apunta a histórico, por seco y por cálido. Estamos a 10 de febrero y ya se puede intuir el carácter global que acabará teniendo el mes cuando termine el próximo día 29. Es aventurado decirlo, pero la previsión a corto y medio plazo mantiene la misma dinámica que venimos arrastrando desde el día 1. Borrascas hacia las Islas Británicas y anticiclón en la Península Ibérica. La presencia de las altas presiones sobre nuestro territorio, acompañado además de aire cálido en altura, parece haberse enquistado como un mal endémico hasta acabar borrando del mapa aquella cosa que llamábamos invierno.

Ni siquiera las débiles lluvias que veían los modelos para la jornada del sábado lograron romper el poderoso bloqueo. Sólo una tímida llovizna y algunas precipitaciones aisladas conseguían dibujar una impronta que recordaba vagamente al otoño. Por lo demás, el mismo ambiente seco y relativamente cálido, que en la jornada del domingo se fortalecía tras el paso a mejor vida de la nubosidad que hasta entonces nos afectaba.

Esa misma dinámica anticiclónica es la que vamos a tener durante toda la semana, aunque con matices. Si bien el anticiclón de las Azores ha vuelto a recuperar terreno sobre el sur peninsular desde la jornada del domingo, la marcada zonalidad que la borrasca Ciara mantiene sobre la mitad norte europea, va a terminar por afectarnos con un marcado flujo de poniente sobre la Península, con vientos de largo recorrido marítimo, que si bien no nos traerán precipitaciones, sí que dejarán abundante nubosidad en las jornadas del miércoles y el jueves.

Días soleados, días nublados

Lo que nos espera por tanto durante la semana es una alternancia de días soleados, casi primaverales, con otros donde la presencia de nubosidad, especialmente durante las primeras horas del día, podrían incluso acabar dejando, de nuevo, alguna llovizna de escasa importancia. Lunes y martes se presentan así como dos jornadas donde el ambiente estable y seco será el protagonista, con temperaturas que volverán a quedar por encima de los 20 grados en el valle del Guadalquivir, que serán uno o dos grados más bajas en el resto de la provincia. Las mínimas por su parte seguirán oscilando entre los 8 a 10 grados, manteniéndose relativamente elevadas para esta época.

Los cambios durante el miércoles se darán desde primeras horas de la mañana con la presencia de abundante nubosidad que nos acompañará hasta el jueves. Durante la mañana incluso de podrán formar bancos de niebla con la posibilidad de alguna llovizna aislada, más probable en áreas de sierra. Las temperaturas por su parte bajarán de dos a tres grados en toda la provincia, siendo especialmente notable el descenso en las máximas durante la tarde del miércoles, cayendo de nuevo hasta el entorno de los 15 a 17 °C.

Desde la jornada del viernes, de nuevo con la vuelta del viento del sur o suroeste, la nubosidad tenderá a ir desapareciendo provocando un nuevo ascenso en las temperaturas de cara al fin de semana. Más allá el anticiclón se muestra fuerte sobre la Península, sin posibilidad alguna, por el momento, de la llegada de alguna borrasca que nos devuelva a la normalidad invernal que deberíamos estar viviendo. Febrero se adentra ya en su segunda mitad y el camino hacia una primavera anticipada parece acelerarse, esperemos que al menos venga lluviosa.

Toda la información del Colectivo Meteofreak en Twitter y en Facebook.

Etiquetas
stats