Vivir y pasar la cuarentena del Covid en un piso incendiado

Gloria Rodríguez, afectada por el incendio de su vivienda en la Corredera

El 4 de diciembre pasado, un incendio arrasó el piso en alquiler donde vivía Gloria Rodríguez y su hijo, en el número 42 de la Plaza de La Corredera de Córdoba. La vivienda, propiedad de la empresa municipal Vimcorsa, quedó completamente ennegrecida, sin suministro eléctrico, entre cenizas y destrozos. Sin más recursos económicos que 143 euros de ingreso mínimo vital, Gloria ha seguido viviendo todo este tiempo en el piso donde, además, ha tenido que pasar la cuarentena por sufrir Covid.

“Solo quiero que arreglen el piso”, explica a Cordópolis, desesperada por su situación. El día del incendio, ni Gloria ni su hijo estaban en casa y, por suerte, no sufrieron daños personales. Pero desde entonces, el piso quedó inhabitable. De hecho, los primeros días, la mujer fue acogida por una vecina -“es una señora mayor y me recogió unos días”, cuenta, mientras su hijo encontró acomodo en casa de otro conocido.

Pero, a los días, Gloria volvió a su piso, donde ha pasado la cuarentena tras contagiarse de coronavirus y ahora sigue viviendo, reclamando que Vimcorsa se haga cargo de los destrozos que ocasionó el incendio. “No pido dinero, solo que me arreglen mi piso”, repite una y otra vez, angustiada por verse viviendo entre paredes negras. Asume que debe a Vimcorsa “unos 2.000 euros” en el alquiler, dado sus escasos ingresos y que trabaja “en lo que me sale”. “Pero yo voy pagando lo que puedo, mis facturas”, explica justo antes de ir a abonar una de agua que tiene pediente. Desde la empresa de vivienda ya se personaron en el piso, pero su situación sigue siendo la misma todo este tiempo después.

En este tiempo, cuenta que por la vivienda ha pasado “el perito” enviado por la empresa municipal de viviendas pero, de momento, el piso sigue igual que lo dejó el incendio hace un mes y una semana. El salón, la cocina, el baño....todo quedó arrasado y negro. Pero, sin embargo, “me dicen que lo que me ha pasado no cubre el poder ir a otro piso” de la empresa pública, denuncia.

Por otro lado, desde los Servicios Sociales, dice, “me ofrecieron ir a un piso de acogida cuando hubiera alguna plaza libre o a una pensión, pero eso solo hubiera sido unos días, una semana, y luego a la calle. Para eso, me volví a mi piso”, con lo que quedó de sus cosas y su vida allí tras el incendio. En una habitación menos dañada, con cajas apilando sus pertenencias, se ha refugiado para vivir.

Gloria cuenta que tiene el apoyo de sus vecinos para reclamar a Vimcorsa que intervenga. La presidenta del bloque, María José Blanco, denuncia la situación por la que está pasando la mujer tras el incendio de su piso. “Está desesperada. No le hacen caso, le dicen que ya lo verán, pero nada”. De hecho, es gracias a los vecinos como Gloria ha sobrellevado este tiempo en su vivienda quemada, con la luz que le proporcionan desde otra vivienda y esperando ayuda para alimentos, tras ver calcinado lo que tenía en casa.

La comunidad de vecinos del bloque 42 de La Corredera denuncia que Vimcorsa no se hace cargo del mantenimiento desde que expropiara el bloque e hiciera 16 viviendas para alquiler. “No se han hecho arreglos en más de 15 años, no se ha pintado en más de diez años, no se ha hecho mantenimiento ninguno. Vimcorsa está desaparecida”, critica la presidenta de la comunidad que es la única propietaria que hay en el inmueble y que dice estar “cansada” de quejarse e ir a la empresa municipal a exponer la situación del bloque.

Blanco insiste en que los vecinos “pagan sus alquileres” a la empresa municipal y, sin embargo, el edificio no está cuidado. “El porterillo no funciona, la puerta está llena de carcoma y para que no se caiga la hemos sujetado nosotros”, dice, como ejemplos. Y piden que Vimcorsa actúe en el bloque y, ahora, ante la situación que vive Gloria en su piso quemado para poder volver a hacerlo habitable.

Etiquetas
stats