REYES MAGOS CRÓNICA

Córdoba rebosa de ilusión (y normalidad) con los Reyes Magos

Cabalgata de Reyes de 2023

Un año más, las familias cordobesas se han dirigido a primera hora de la tarde a esperar la llegada de los Reyes Magos de Oriente. Miles de familias enteras, especialmente los más pequeños de cada casa, han esperado emocionadas el desfile de las 14 carrozas que este 2022 han paseado por las calles de Córdoba, en un año en el que la comitiva real ha recuperado la ansiada normalidad, tras dos ediciones marcadas por las restricciones de la pandemia.

La familia de Diego ha sido una de las que han estado esperando la llegada de los Reyes al pasar el puente de San Rafael. El pequeño ha esperado impaciente la llegada de su rey favorito, Baltasar. A este le ha pedido tantas cosas que ni ha podido recordarlas para contárselo a Cordopolis.

Entre las 14 carrozas que han desfilado esta tarde por las calles de Córdoba, no han faltado las distintas agrupaciones que han amenizado la llegada de los Reyes Magos. Entre ellos han estado un grupo de patinaje, un pasacalles de Pequemúsicos y las Banda de música Santísimo Cristo del Amor y Cristo La Estrella poniéndole música al recorrido. Aunque tampoco se han querido perder la fiesta Blancanieves y los Siete enanitos y unas agrupaciones de soldaditos de plomo y hadas de la Navidad.

Esperando también a sus majestades, se encontraban Amador, Héctor, Jose y Paula. A estos primos no se les ha olvidado la infinita lista de cosas que le han mandado a los Reyes Magos. Y es que, según cuentan, este año se han portado muy bien, por lo que esperan que sus majestades cumplan con su cometido.

Amador, de 11 años les ha pedido, entre otras cosas, una camiseta del Córdoba y otra de la selección española. Por su parte, Paula, de nueve años, ha optado más por las nuevas tecnologías, pidiéndole a Melchor, Gaspar y Baltasar “un móvil, una funda para el móvil y un juego para la Nintendo”.

También ha sido infinita la lista del pequeño Héctor, de siete años que ha pedido “una tabla de entrenamiento de los Super Sims, dos dinosaurios, una cafetera y comida para la cocinita”. La madre de Amador y Héctor, Érika, ha confesado que todos los niños se han portado bastante bien. Aunque también ha resaltado que en este caso los padres también han sido buenos. “A los papás también nos tendrán que traer algo”, ha dicho entre risas.

Este año, el número de unidades de merchandising que se han lanzado ha superado al de hace dos años con 62.000 unidades más, casi como compensación por el año pasado, en el que no se lanzaron ni juguetes ni golosinas. Entre los objetos que los cordobeses han podido recoger a lo largo del recorrido han estado cajas de lápices, adhesivos, libretas con boli; lámparas led; pizarras magnéticas y auriculares.

Entre las golosinas que tampoco pueden faltar en la Cabalgata y a por las que tanto mayores como pequeños se han lanzado, han estado 270.000 bolsas de gusanitos; 94.557 bolsas de Lacasitos; 83.330 bolsas de conguitos; 24.788 bolsas de esponjitas; 62.500 bolsas de frutos secos; 22.900 unidades de gominolas y 8.000 kilos de caramelos.

Érika ha sido una de las cordobesas que ha notado este cambio con respecto a la cabalgata de otros años. “Este año ha habido más movimiento”, ha asegurado. Aunque el pequeño Amador se ha quejado de la falta de pelotas, ya que estas han sido repartidas más avanzado el recorrido.

Sin embargo, lo importante es que todos los niños (y los no tan niños) han disfrutado de ver el desfile de carrozas y a los tres Reyes Magos, a los que el pequeño Héctor les dejará “un vaso de leche con galletas”. Será ya en sus casas. Los más pequeños cuentan las horas para poder abrir sus regalos.

Etiquetas
stats