Una persona leyendo prensa en un móvil.

La prensa local ha sido un servicio esencial durante la pandemia. La información de proximidad ha sido especialmente valorada por los ciudadanos europeos, según el informe anual del Instituto Reuters. El llamado Digital News Report es el mayor estudio internacional sobre la situación de la prensa y se elabora basándose en más de 92.000 entrevistas realizadas en enero y febrero de 2021. De esas entrevistas, unas 2.000 se han efectuado en España, lo que supone una media alta para las encuestas habituales. El objetivo del estudio es conocer cómo se consume la información 'online'.

Este informe detalla que más de la mitad de los encuestados aseguran que han consultado información local para saber qué es lo que estaba ocurriendo en su provincia o ciudad durante la crisis sanitaria. Muchos admiten que consultaban en la prensa de proximidad las restricciones que imponían las autoridades o la evolución de la pandemia y la mayor parte de los encuestados han valorado de manera muy positiva el trabajo de la prensa local, especialmente en un contexto difícil, con una crisis del modelo de negocio y otra financiera.

"Los medios de comunicación locales siguen estando a la cabeza cuando se trata de información sobre la política local. Pero también vimos que solo un tercio de los encuestados dice haber accedido a dicha información en la última semana. Por lo tanto, los medios locales tienen claras fortalezas, pero en un entorno de medios muy competitivo, la demanda efectiva puede ser limitada", señala Anne Schulz, del Instituto Reuters. "Un sentido de apego a la comunidad local está asociado con un mayor compromiso con las noticias locales", agrega.

En España, aproximadamente un 60% de los encuestados admite leer prensa local. De estos, aproximadamente leen un medio local unas 20 veces al mes, según la encuesta. Las respuestas sitúan a España, precisamente, en la media de todo el mundo según el informe de Reuters.



Preocupación por la desinformación

El informe además enfatiza que sigue siendo alta la preocupación por la desinformación. El 58% de la muestra global expresó su preocupación sobre este asunto y la mayoría de los encuestados aseguran haber visto más información errónea sobre el coronavirus que sobre cualquier otro tema, incluida la política. Preocupa especialmente el papel que desempeñan los políticos en la difusión de información inexacta o engañosa sobre la COVID-19, seguidos por los ciudadanos de a pie, los activistas y los periodistas.

Una de las tendencias más notables en el caso de España es el dispositivo a través del que se informan los usuarios. Hace tiempo que los teléfonos móviles superaron a los ordenadores, pero ahora el uso de móviles, con un 78%, duplica al de los ordenadores, con un 36%. Además, el informe señala que la pandemia de COVID-19 ha supuesto un cambio de hábitos, frenando la caída en el uso de tabletas, que se sitúan en un 17%.



Etiquetas
Publicado el
24 de junio de 2021 - 05:30 h