CRÓNICA

Los padres del colegio de Córdoba, ante la ola de calor: “Nuestra obligación es proteger a los más pequeños”

Los padres del colegio Mediterráneo sacan a sus hijos del colegio por la ola de calor.

Al menos cuatro clases del Colegio Mediterráneo de Córdoba se han quedado prácticamente vacías de niños este martes al mediodía después de que los padres y madres de 2ºC anunciaran ayer su intención de sacar a sus hijos del cole a mediodía como protesta por los dos años que llevan esperando a que se active la climatización. Una medida contra el calor prometida por el Ayuntamiento de Córdoba en el mandato anterior, y que, a la hora de la verdad, no ha funcionado propiamente cuando han llegado las primeras olas de temperaturas extremas a la ciudad andaluza.

Una ciudad en la que “el verano va de mayo hasta octubre”, según Sonia, una de las madres de 2ºC, que explica a Cordópolis cómo se ha gestado la medida de presión organizada por ella y los padres y madres de los compañeros de su hijo, que tienen entre siete y ocho años, y que son quienes, a su juicio, pagan la falta de diligencia de las empresas instaladoras y la propia administración local, que no les dan solución a un problema que viene de antiguo.

Así que, ante la enésima ola de calor que les ha pillado sin aire en el colegio, en el grupo de Whatsapp de 2ºC comenzaron a surgir ideas. Acortar la jornada escolar fue una de ellas. Y se ha llevado a cabo finalmente este martes, coincidiendo con el día más duro de la presente ola de calor, en el que se esperan temperaturas cercanas a los 44 ºC en la capital, prácticamente incompatibles con una buena atención educativa allí donde no se dan las condiciones climáticas idóneas.

El Colegio Mediterráneo, ni la administración ni los padres lo niegan, es antiguo. Tiene más de cincuenta años. Por lo tanto, los padres y madres afectados entienden que hacen falta las infraestructuras y las mejoras que hagan viable la instalación de una climatización capaz de dar servicio a todo el centro.

El problema, cuenta Sonia, es que cuando se instalaron las máquinas, hace dos años, “a nadie se le ocurrió probar si podían funcionar con la potencia contratada”. Esto dilató el proceso ,que finalmente se licitó este año y que, presuntamente, culminó en mayo, permitiendo encender la climatización prometida dos años después de las primeras obras.

La pelota que va de un tejado a otro

El problema vino cuando, al poco de arrancar, una de las máquinas dejó de funcionar. Hoy, casi un mes después, sigue faltando una pieza para que la climatización llegue a varias clases del colegio. “Mientras se soluciona el problema, la pelota va pasando de un tejado a otro, y son nuestros hijos los que van saliendo como pollitos de allí. Ellos y el personal educativo”, razona Sonia, que recuerda a la administración: “Nuestra obligación es proteger a los más pequeños”.

Así que, ante calor extremo, jornada escolar reducida para, al menos cuatro clases. Al mediodía se agolpaban en la puerta del Colegio Mediterráneo padres, madres, abuelas, tíos. Todo aquel que estuviera autorizado para recoger a los pequeños. La mayoría armados con abanicos, algunos con pulverizadores de agua. Lo que fuera para hacer más livianos los más de 35 ºC que marcaban algunos termómetros a esa hora.

Los datos que manejaban los padres y madres a través de los grupos de Whatsapp era que había habido salidas autorizadas en el citado 2º C, en un grupo de 5º, en otro de 4º y en una clase de 3º. Más de medio centenar de niños han abandonado el colegio Mediterráneo al mediodía, contando, según ha trasladado Sonia, con la autorización de la Delegación de Educación de la Junta de Andalucía.

Además, no es una cuestión de un día, ya que los padres y madres de 2ºC adelantan que, mientras persista la conjunción de calor sofocante y falta de aire acondicionado, seguirán recogiendo a los niños antes de las horas peligrosas del día. “Evidentemente, no todos los padres tienen la oportunidad de salir a recoger a su hijo, pero todos reconocen que había que buscar una solución ya”, afirma Sonia.

El Ayuntamiento dice que “no es cierto que no funcione el aire acondicionado”

Por su parte, el delegado de Infraestructuras del Ayuntamiento de Córdoba, Antonio Álvarez, ha desmentido que en el citado centro “no funcione el aire acondicionado”, y ha precisado que sólo afecta a una de las clases (se entiende que es precisamente 2º C, la que ha decidido sacar a los niños al mediodía). El concejal ha reconocido que la climatización en este centro arrancó antes de la Feria, aunque “luego se detectó que había un problema” en una de las dos máquinas.

Un problema que, según ha señalado Álvarez todavía persiste. El concejal ha informado de que este martes se ha puesto en funcionamiento la climatización del Hernán Pérez de Oliva y el colegio La Paz, mientras que en el Juan de Mena arrancó hace pocos días. Por su parte, no hay novedades en el Abderramán, cuyos padres estaban estudiando sacar a sus hijos del colegio ante la falta de un autotransformador. 

Según los cálculos facilitados este martes por el concejal, quedan nueve colegios en los que aún no se ha activado la climatización. Hay uno, concretamente el Colegio San Lorenzo, que no se podrá conectar este curso, dado que tenía una potencia contratada muy por debajo de la necesaria y la ampliación de la misma y las obras de adaptación no estarán antes de las próximas dos semanas.

En el resto, los centros Duque de Rivas, Concepción Arenal, Mirasierra, Eduardo Lucena, Antonio Gala, Santuario y Pedagogo García Navarro, Álvarez espera que la adecuación de potencia eléctrica esté entre esta semana y a inicios de la que viene, por lo que podrían terminar el curso con la nueva climatización encendida.

En cualquier caso, el concejal ha reconocido que en este tipo de contratos “hay que estar muy encima”. “Estos retrasos no deberían de producirse”, ha lamentado Álvarez, que heredó este problema del anterior concejal, David Dorado, cesado a finales del año pasado.

Etiquetas
stats