Las trabajadoras del sector de la limpieza han vuelto a concentrarse hoy -en esta ocasión ante la sede de la Confederación de empresarios de Córdoba (CECO)- para protestar por las propuestas de la patronal para el convenio colectivo del sector en la provincia de Córdoba, “un sector que ha estado en primera línea en la pandemia y que queremos que esté también en una de las primeras líneas en cuanto a derechos sociales y económicos”, dijo el secretario general del Sindicato del Hábitat de CCOO de Córdoba, Antonio Salazar, que explicó durante la concentración que la patronal continúa con su postura inmovilista y pretende acabar con los derechos que tanto esfuerzo les ha costado conseguir a las trabajadoras.

“Llevamos ya 15 meses, no hay ninguna posibilidad de acuerdo ahora mismo y además, las propuestas que están planteando los empresarios son raquíticas y no llegan según nuestros cálculos ni siquiera a cubrir el SMI”, señaló Salazar que afirmó que las propuestas de la patronal “plantean perder derechos conseguidos hace mucho tiempo y que les ha costado bastante esfuerzo al conjunto de las trabajadoras de Córdoba y esa posición no la vamos a suscribir, como no puede ser de otra manera”.

Con estas movilizaciones CCOO hace un llamamiento a la patronal para que se siente a negociar “en serio” y que “nos alejemos de alguna forma del salario mínimo, una cuestión que se está planteando por todas las partes en la mesa de negociación pero que a la hora de poner nombre y apellidos no somos capaces, por lo menos por parte de la patronal, que hacen propuestas que no tienen nada que ver con ese planteamiento”, apuntó el responsable sindical.

CCOO continuará con la movilización el próximo jueves, día 27, y culminará el día 5 de febrero con una manifestación tras la cual “veremos cómo afrontamos si no hay una posición clara por parte de los empresarios que nos permita tener un convenio como merecen las trabajadoras y trabajadores”.

Salazar recordó que el sector da empleo a unas 4.500 personas, en su gran mayoría mujeres. “Pero además, se da la circunstancia que en muchos casos es el único salario que entra en sus casas, y muchas trabajan a tiempo parcial, que con el salario que tenemos ahora mismo planteado, no llegan ni a 600 euros, y que me expliquen los empresarios cómo se vive con 600 euros, eso es lo que se llama los nuevos pobres”, apostilló.

Etiquetas
Etiquetas
stats