Juanma Moreno en una de sus últimas visitas a Córdoba

Jesús Aguirre no volverá a ser consejero de Salud y Familias. El cordobés abandonará el cargo para convertirse en el primer presidente del Parlamento de Andalucía del PP. A sus 66 años, este médico de familia se convertirá en la segunda autoridad más importante de la autonomía andaluza por detrás del presidente de la Junta, Juanma Moreno, y tendrá que gestionar los debates parlamentarios en una legislatura en la que el PP afrontará una cómoda mayoría absoluta.

La marcha al Parlamento de Aguirre amplía la posibilidad de que más cordobeses puedan integrarse en el futuro gobierno de Juanma Moreno, que está previsto que dé a conocer sus nombres a partir del próximo 22 de julio. Moreno siempre ha querido huir de cuotas territoriales, pero las ha venido aplicando, al igual que en su día hacía el PSOE. Tener a consejeros clave en cada una de las ocho provincias de Andalucía hace que el mensaje del gobierno regional se amplifique. El propio Aguirre mantenía, por ejemplo, una intensa agenda política e institucional en Córdoba.

Sobre el papel, en el Consejo de Gobierno repetirá una cordobesa, Rocío Blanco, que fue nombrada en la legislatura anterior por Ciudadanos para ocupar la cartera de Empleo. Blanco es independiente, aunque próxima a Juanma Moreno. Ha llegado a acudir a mítines de campaña. Eso sí, aunque cordobesa de nacimiento, Rocío Blanco vive en Málaga, provincia donde ha desarrollado buena parte de su carrera profesional, por lo que en la práctica no sería ni una consejera política ni una consejera de provincia.

Eso deja más abierto el abanico de posibles consejeros cordobeses en el futuro gobierno de Juanma Moreno. Una de las grandes candidatas a entrar en el ejecutivo autonómico es Araceli Cabello, que podría ocupar la cartera de Agricultura que probablemente va a dejar vacante Carmen Crespo. Cabello es la actual directora del Medio Natural de Andalucía. En las elecciones, fue la número dos por la provincia de Córdoba, por detrás de Jesús Aguirre. Antes, había sido delegada provincial de Agricultura en Córdoba. Dentro del partido, Cabello es uno de los nombres ascendentes no solo en Córdoba, sino también en Andalucía.

En la lista electoral, el número tres fue Antonio Repullo. También lo es en el PP regional, donde ocupa el cargo orgánico de coordinador del partido a nivel andaluz. Aunque no sería extraño que Juanma Moreno lo llamase para ser consejero, su futuro parece más vinculado al partido. El objetivo del PP andaluz es el de emular el histórico resultado electoral de junio en los próximos comicios: las elecciones municipales de la primavera del 2023. Los populares quieren disputarle ahí también al PSOE el liderazgo en la mayor parte de los municipios andaluces, una tarea para la que Juanma Moreno ha confiado en Antonio Repullo.

Esa circunstancia podría abrir incluso más el abanico de posibles candidatos cordobeses. De todos los independientes actuales, el que más ha sonado en las quinielas ha sido el nombre del rector saliente de la Universidad de Córdoba, José Carlos Gómez Villamandos. El exrector ha mantenido una estrecha relación con el presidente de la Junta de Andalucía en los últimos años y no sería descartable que ocupase un cargo importante en el futuro equipo autonómico.

Más allá de las quinielas, los que conocen a Juanma Moreno destacan que no es un político amigo ni de las sorpresas ni de los grandes cambios. Así explican por ejemplo el paso de Aguirre de Salud a presidir el Parlamento de Andalucía, una manera muy quirúrgica de ejecutar la que sin duda es la gran salida de su futuro gobierno regional.

Etiquetas
stats